Este último mes he estado echando solicitudes en la universidad para algunas cosas y mucha contraseña administrativa, muchas páginas con sesiones y usuarios, mucho sociedad 2.0 y mucho ahorro de papel, pero una vez terminas has de imprimir el “resguardo” y llevarlo a secretaría o a donde haga falta.

Que ya va siendo hora de que sirva con rellenar el formulario online y no tener que desplazarse para entregar un triste papel que nadie leerá.

Y mientras tanto el DNIe en la cartera y el lector cogiendo polvo en una estantería. Igual hace seis meses que tengo el lector y ni me he molestado en sacarlo de la caja y volverme loco para conseguir que funcione (que esa es otra). Bien se vale que lo enviaban gratis, porque esto tiene pintas de que va a ser como el Teletrebol o el video Beta.