Como ya dije en el anterior post, llevo un final de mes liado de cojones, de modo que apenas leo blogs, y mucho menos puedo escribir aquí algo decente. Pero siempre hay alguien que te manda un enlace, o te da tiempo a leer algo interesante durante el café matutino. Allá van unos enlaces a cosas que me han gustado estos días:

La dieta mínima. (no lo leí en su día, pero lo ha enlazado en Good calories, Bad calories, que también merece la pe. na)Pons Asinorum se preguntó hace mucho tiempo, con único fin recreativo y no con intención de seguirla, cuál sería el menor número de alimentos que necesita un ser humano para obtener las necesidades básicas que requiere su organismo. Lástima que probablemente no tenga en cuenta, como advierten en los comentarios, que «No basta con tener en cuenta la “composición de los alimentos”, sino en conocer el grado de metabolización que tu cuerpo puede hacer de ellos».

Así se limpia el espejo de un telescopio gigante. Resulta casi extravagante que haya que bajar un espejo de 8 metros de diámetro y 22 toneladas desde el pico a 2600 metros de altura en el que está, hasta unos laboratorios en el desierto para limpiar concienzudamente cada milímetro cuadrado del invento. Como se les rompa de camino les iba a llevar 777 años de mala suerte.

Día Europeo de la Homeopatía. He descubierto escandalizado que en la UE se ha comenzado a celebrar un día dedicado a la homeopatía, esa mentira. Quiero señalar que  la «Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios autoriza la comercialización del medicamento homeopático no le reconoce indicación terapéutica alguna, puesto que no la acredita de acuerdo con los estándares científicos que exige la AEMPS para demostrar la eficacia terapéutica». Es decir, como quien vende croquetas. La AEMPS autoriza que se vendan porque no hacen ningún daño, pero no como medicamentos.

“La Ley Sinde nunca llegará al Boletín Oficial del Estado”: entrevista a Carlos Sánchez Almeida, abogado. Reflexiones de este abogado sobre la ley que tanto ha dado que hablar. Quizás me quede con «A la vista de las cifras que se están manejando en los sistemas de descarga online que ofrecen las consolas de Sony y Microsoft, el iPhone de Apple o el Kindle de Amazon, creo poder afirmar con bastante seguridad que el concepto de “todo gratis” es un falso mito, creado de forma interesada por los responsables de una industria que no ha sabido adaptarse al mundo online. Si se ofrece al público una oferta de calidad, con descarga instantánea y a un precio razonable, el margen de los canales alternativos de descarga se reducirá a cifras despreciables». Por supuesto, los modelos que nombra no son españoles, pues ya sabéis que aquí cualquier intento de adaptarse al mundo digital es algo implanteable.

Cuando la CEE quiso eliminar la Ñ de los teclados. Como siempre, el dinero y el capitalismo como motor incesante la rueda que no duda en aplastar cualquier diferencia cultural a cambio de una mejora económica. (lo publicado en la wikipedia a día de hoy está extraído de este blog). Me gusta la respuesta de Gabriel García Márquez cuando dijo que «Los autores de semejante abuso y de tamaña arrogancia deberían saber que la eñe no es una antigualla arqueológica, sino todo lo contrario: un salto cultural de una lengua romance que dejó atrás a las otras al expresar con una sola letra un sonido que en otras lenguas sigue expresándose con dos».