A mediados de este año leí este magnífico libro, también conocido como La expedición de los Diez Mil. Anábasis es un término de origen griego que significa “subida, expedición hacia el interior“. La otra Anábasis famosa es la de Alejandro Magno, el cual dicen se inspiró en la historia narrada por Jenofonte para su conquista de Persia (si 10 000 soldados griegos habían vuelto del interior del país poniendo en jaque al imperio, ¿qué no haría un buen ejército?), pero ésa es otra y también muy interesante historia. Por falta de tiempo (y pereza) no pude escribir una entrada como merecía, así que me siento obligado a enmendar ese error.

Brutal. Tremendo. Un libro magnífico que no esperaba disfrutar tanto ni por asomo. Para ser una historia real escrita hace más de 2300 años me ha parecido de una calidad sorpendente e increiblemente amena. Además la historia no está exenta de intrigas y traiciones, que sumados a unos mercenarios campando a sus anchas y asolando el mayor imperio del mundo antiguo, lo convierten en una excitante novela.

Para el que no conozca los hechos, trata de un grupo de 10 000 mercenarios griegos que contrata el hermano del rey de Persia para dar un golpe de estado y derrocarle. El ejército del usurpador está compuesto por otras decenas de miles de soldados, pero los protagonistas son los griegos.

Al perder la batalla y morir el hermano del rey, los griegos no tienen por quién luchar, así que los persas les permiten volver a su tierra pero sin ningún tipo de ayuda, e incluso se la juegan y los atacan en más de una ocasión. (Ojo, que todo esto ocurre en los primeros capítulos, no estoy jodiéndole el final a nadie).

No será para tanto, dirán algunos, pero si pensamos que estaban en el corazón del imperio aqueménida, sin barcos, con poca caballería, a miles de kilómetros de su hogar, con el Mediterráneo de por medio y varios caudalosos ríos sin puentes (los cruzaban con barcos), pues ya es un rato. Al finalizar la expedición, después de año y pico, habían recorrido más de 6000 kilómetros.

mapa anabasis

Los parecidos con lo que sucedió con los almogávares 1700 años después no salieron de mi cabeza durante todo el relato. Parece increible que puedan darse dos situaciones tan similares con distintos protagonistas, una en el 400 a.C. y otra en el siglo XIV. Un buen resumen de los almogávares lo escribió Reverte hace años.

Es un libro 100% recomendable. Para algunos, puede que Jenofonte peque de exhaustivo. Especifica exactamente cuánto andan cada jornada, o si descansan, aunque no ocurra nada más esos días. Detalla la longitud de cada río que atraviesan, así como el número y tipo de cada tropa y cosas así. A mí no es algo que me irrite, pero he escuchado a mucha gente criticar La Comunidad del Anillo por ser demasiado descriptiva. Por cierto, que quizás en esta historia anden más que en todo ESDLA.

Mi edición es una traducción de Ángel Sánchez-Rivero, de la Editorial Planeta, es más o menos tamaño libro de bolsillo, con 230 páginas en letra pequeña. Incluye una cronología y las suficientes notas al pie para que entender el vocabulario griego que aparece ocasionalmente (medidas de longitud, unidades del ejército, armas….). Lo único que he echado en falta ha sido un pequeño mapa indicando la exploración, pero no es nada que internet no pueda solucionar. Léanlo.