Absuelta curandera porque la estafa era demasiado obvia

still open -blockquote- [EXPAND ]

El Tribunal Supremo ha absuelto del delito de estafa a una curandera condenada a dos años y medio de cárcel por comprometerse a cambio de 18.000 euros a curar a un enfermo terminal de cáncer. La sentencia del alto tribunal afirma que «la esperanza es humanamente entendida, pero la confianza en la magia no puede recabar la protección del derecho penal».
[…]
Sin embargo, el Supremo en una sentencia de la que ha sido ponente el magistrado José Antonio Martín Pallín, considera que no se da el engaño bastante para condenarla por un delito de estafa, porque «el ciudadano medio de nuestra sociedad, tiene un nivel de información sobre estas enfermedades y sus características, que difícilmente puede alegar confianza racional en poderes paranormales».
[…]
Tras ver una fotografía de su padre les dijo que le podría curar si empezaba el tratamiento antes de una semana a cambio de 18.000 euros, de los que los clientes descontaron lo que les costó un pájaro llamado «Inseparable» que compraron en Ubrique, porque la curandera decía que necesitaba sacrificar animales y extraerles los mismos órganos que tenía enfermos el padre. Entre los métodos utilizados para la sanación figuraba poner una vela y un cazo de agua delante de la foto del padre.

Para conseguir el dinero, los hermanos tuvieron que pedir un crédito que cuando se dictó la primera sentencia seguían pagando. En un momento determinado, la hija enfermó y fue ingresada en el hospital; la curandera le dijo que le había pasado el cáncer de su padre. En julio de 2001, el hombre murió.

Vía: Menéame

Todavía no estoy seguro de qué quiero reseñar: si el hecho de que haya quedado absuelta porque estaba claro que era una estafa; o bien que realmente pensaran que con un pájaro muerto podría sanar a su padre.
De hecho, ni siquiera estoy seguro de que la etiqueta «Cachondeo» sea la más adecuada.

[/EXPAND]

Únete a la conversación

2 comentarios

  1. «el ciudadano medio de nuestra sociedad, tiene un nivel de información sobre estas enfermedades y sus características, que difícilmente puede alegar confianza racional en poderes paranormales».
    Que digo yo señor Martín Pallín:
    y, si esos familiares se hubiesen puesto a orar mirando a la meca, frente al muro de las lamentaciones, en el templo de Salomón, en Fátima, en Lourdes ….¿hubiese sido paranormal, anormal, subnormal, informal ….o «nivel de información?

  2. Con noticias así nos damos cuenta que estamos totalmente inofensivos y que las autoridades prefieren proteger a esta gentuza que se aprovecha de los problemas de las personas para darles una falsa esperanza y sangrarles hasta lo mínimo que les quede. Porque este caballero Antonio Martín Pullín habrá tenido la suerte de no tener ningún enfermo de esas características en su casa, porque sino hace lo que haga falta donde existe una mínima esperanza de sobrevivir. Qué lástima que pasen estas cosas, se aprovechen de las personas, y se protejan a los ladrones estafadores carroñeros.

Deja un comentario

Responder a Ralph Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *