Cualquiera que lea esto se sorprenderá, especialmente viendo mi opinión la primera vez que estuve —fracaso—, pero ayer disfruté en la EXPO. ¿El secreto? Entré en pabellones contados con la mano, sin hacer colas, claro, pero estuve en dos conciertos geniales. Quién dice ayer, dice el viernes.

El primero fue casual. Mirando la programación del día vi que a las siete tocaba un grupo llamado Wolfgang Muthspiel en el Balcón de las Músicas y que lo catalogaban como música jazz. Así que nos dirigimos puntuales y disfrutamos de este trío austriaco compuesto por guitarra —el propio Wolfgang—, contrabajo y batería. Apenas tocaron unos seis temas ó siete temas, pero tanto los solos de cada uno como cuando le metían marcha los tres juntos estuvieron geniales. Cuando terminó me fui con muy buen sabor de boca.

Por lo que cuenta la Wikipedia, Wolfgang Muthspiel, el guitarrista, lleva sacando discos desde 1987 y en 2003 ganó el Premio Europeo de Jazz. Según un blogger hablando de un concierto que dio en mayo junto a Dhafer Youssef, Muthspiel es actualmente considerado uno de los mejores músicos de Europa. En su MySpace podéis escuchar cuatro canciones, una de las cuales —Sand Dance— por la carátula que se ve es el disco que ha sacado recientemente con este otro músico.

Más tarde, como plato fuerte del día, tocaban Antony and the Johnsons, acompañados en esta gira por la Orquesta Milano Clásica. Sólo una palabra puede definir todo el concierto: precioso. La increible voz de Antony Hegarty te cautiva desde el principio, con toda la emoción que pone a cada palabra que sale de su boca. Además, lo más destacable es que al intervenir también la Milan Symphony, las canciones no sonaban exactamente igual que en los discos, gracias al nuevo acompañamiento. Toco varias promocionando su nuevo album, y otras que me encantan como Cripple and the Starfish o For today I am a boy. Increible de principio a fin, con la única pega del frío que hacía anoche, pero había momentos en los que inevitablemente te olvidabas escuchando a Hegarty.Otra gran putada fue que cualquiera pudiese entrar al concierto, siendo gratis para todos los que estaban por la EXPO. Esto significa que por todos lados había desgraciados que no paraban de hablar, o que no les había gustado y se levantaban y se iban, cortando toda la tranquilidad y serenidad que se requieren para disfrutar plenamente de un concierto así. También se escuchó la megafonía de la feria, aunque por suerte fue entre canción y canción y Antony se lo tomó con filosofía e intentó acallarla con el poder de sus manos, pero sin exito. Un momento curioso fue cuando se puso a cantar una versión de una canción de Beyoncé, que es el único vídeo que hay subido ahora mismo en Youtube de su actuación en la EXPO.

Antony and the Johnsons es un grupo que recomiendo a cualquiera que le guste la música tranquila y relajada, y muy distinta a lo que escuchamos habitualmente. La voz de Antony es sobrecogedora en ocasiones y no creo que decepcione a nadie. Podéis empezar con las tres de su MySpace, algunas de su página oficial, o el propio Youtube.Y si queréis saber más, la Wikipedia siempre es un buen lugar. En el Periódico de Aragón también hicieron crónica del concierto y Luis Lles en el Altoaragón lo mismo, hablando también de Muthspiel y otras actuaciones del día.Os dejo un par de canciones más de Antony and the Johnsons.