Una de los mejores momentos en la vida de un programador es cuando todas esas clases que has ido implementando por separado se juntan por fin y todo adquiere significado.