Como todos los años, durante la semana de antes de San Lorenzo, ya se respira por las calles el ambiente laurentino. Los veladores están más llenos que otros días de verano, hay conciertos casi cada día, actividades de toda índole, todos los locales en los que todavía no había una maceta de albahaca se han apresurado a darle ese olor tan característico a su comercio, y las Peñas Recreativas Oscenses han puesto sus chiringuitos en Los Porches para que todos podamos hacernos socios de nuestra favorita *.

Pero sin duda, lo que realmente nos recuerda que estamos a un paso de las Fiestas, son los regalos que hace cada año el Diario del Altoaragón. Años y años de todo tipo de regalos de dudosa utilidad y hortera diseño, pero que todo huesquetadepro sabe adorar y apreciar como se merecen. Estoy seguro de que las ventas del periódico los días que regalan uno de estos objetos, se disparan en comparación con el día a día. Del mismo modo que con el especial del día 10: el que no compra el periódico ese día es que no es ni oscense ni es nada.

Lo maravilloso de este año es, que como destacaba Karlos en su blog, este año no hay uno, ¡sino dos regalos! que, como podéis ver en el banner adjunto que aparece en la página del Diario del Altoaragón, son una mariconera y un gorro de paja plegable. No me extiendo en la enumeración de otros regalos porque ya lo ha hecho Karlos, y sus lectores lo han ampliado y discutido sobre los mejores.

regalos

Yo, como no podía ser de otra forma, ya tengo en mi poder desde esta mañana el bolso, y espero con ansías el viernes para poder conseguir el gorro plegable, que será el verdadero regalazo de este año.

Os pongo las fotos con otras adquisiciones de años anteriores que he encontrado rebuscando en algún cajón. Destacar que el reloj, tras varios años, sigue siendo capaz de hacer sonar la tonadilla de San Lorenzo.

cerrado

Atentos en la siguiente al detalle de dentro, que está forrado de plástico para que podamos subir dinero y objetos personales al chupinazo, en lugar de utilizar el clásico plastiquete viejo con el que te dan las tarjetas y libretas en Iberjaca, que todos los años se convierte en un inesperado billetero-impermeable.

abierto

* (O, para ser sinceros, los mercenarios como yo nos hacemos de la que mejores ofertas den. Cuando los grupos me gustaban, no dudaba en hacerme de la Laurentina. Luego de la Zoiti, que era la unica que invitaba a cubatas cada noche. Y este año quizás La Parrilla mejore la apuesta al ofrecer lo mismo, salvo el 10 que son dos cubatas. Claro, que cuando cree mi propia Peña con remojón todas las noches no me quedará otra que permanecer fiel.)