Ya escribí la semana pasada sobre un par de predicciones que Ray Kurzweil hizo hace más de diez años y que empiezan a cumplirse, y hoy he visto un episodio de Redes en el que Eduard Punset le entrevista y quiero poner aquí su visión de nuestro futuro dentro de 20 años. Lástima que a mitad programa pongan un estúpido video preparado para ello, he echado en falta más trozo de entrevista. Ahí también enlazan a la transcripción en pdf, de la que he copiado el siguiente texto. El futuro que propone me parece tan apasionante…

Pero lo importante es que empezaremos a ponerlos [los ordenadores] dentro de nuestros cuerpos y cerebros para mantenernos sanos. Tendremos nanobots (dispositivos del tamaño de glóbulos rojos) que nos mantendrán sanos desde dentro. Si esto suena muy futurista, déjame decirte que hoy en día, ya hay docenas de experimentos que lo han hecho con animales, con la primera generación de dispositivos. Los científicos trabajan para curar la diabetes de tipo 1 en ratones con dispositivos del tamaño de un glóbulo rojo, pronto empezaremos a controlarlo… Hay ya un dispositivo de este tamaño que puede detectar las células cancerígenas y destruirlas. Por ahora solamente son experimentos, pero a finales de la década de 2020 tendremos este tipo de dispositivos circulando por la sangre para mantenernos sanos desde dentro. Y si ahora vamos más adelante, hasta la década de 2030, tendremos estos componentes en el cerebro, e interactuarán con nuestras neuronas biológicas.

Ya hay personas que son ciborgs, que tienen máquinas en el cerebro… por ejemplo, pacientes de Parkinson que llevan un dispositivo del tamaño de un guisante que sustituye las neuronas destruidas por la enfermedad. Y funciona como la región cerebral original. Y la última generación de este implante cerebral (ahora están en la cuarta generación) permite descargar nuevo software para el ordenador en el interior del cerebro desde fuera del paciente. La generación anterior no lo permitía. ¡Y esto es algo que ya se puede hacer en la actualidad! No tiene el tamaño de un glóbulo rojo, sino de un guisante, y por tanto tiene que implantarse con cirugía, pero si seguimos avanzando así veinte años… otra tendencia exponencial es que estos dispositivos son cada vez más pequeños.

Además, cuando queramos crear una realidad virtual, los nanobots desconectarán las señales procedentes de nuestros sentidos reales, y las sustituirán por las señales que el cerebro recibiría si estuviéramos realmente en el entorno virtual… y sentiremos realmente que estamos en ese entorno virtual. El diseño de nuevos entornos se convertirá en una nueva forma de arte… y no solamente será visual o auditivo, también táctil… implicará todos los sentidos…