incultura - Tienda de ultramarinos
logo Tienda de Ultramarinos
Etiquetas: incultura

Mandatarios incultos y crédulos

Maldita sea. Había oído hablar de la timopulsera ésa con un holograma (Power Balance, la llaman) y pensé que sería una moda pasajera más de timos para sentirse mejor. Desde que tengo memoria han existido ese tipo de estafas adoptando diferentes formas y estilos, y seguirán existiendo mientras continúe habiendo crédulos por el mundo, al igual que las religiones (aunque sean un tipo de engaño mejor visto socialmente y con mayor calado cultural).

Siempre había ignorado este tipo de inventos, observando con una mezcla de pena y desprecio a quienes compraban estas tonterías. Creo que demuestra mucha más ignorancia e incultura caer en uno de estos que en el timo de la estampita o en la carta nigeriana, que a fin de cuentas son más consecuencia de credulidad y egoismo, características inherentes de una persona y que no pueden ser elminadas con la facilidad de la ignorancia. La incultura de la que hace constante demostración nuestra clase política, y de la que incluso se enorgullecen muchas personas de la calle se cura leyendo y estudiando. Desprenderse de la candidez y credulidad es mucho más complicado puesto que es más bien un rasgo de nuestra personalidad.

Bueno, pues lo que me parece completamente lamentable y lo que me ha llevado a escribir esta entrada, es descubrir que no sólo deportistas y gente de la calle compra y lleva estas pulseras, sino que Elena de Borbón, infanta de España, Leire Pajín, secretaria de organización del PSOE y Gustavo de Arístegui, diputado del PP también las han llevado en público. Y, oiga, ya es duro saber que nos gobierna una panda de ignorantes, pero me agradaría que por lo menos no fuesen demostrando y aireando públicamente su estulticia.

De los DERECHOS y deberes FUNDAMENTALES

Solo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial.

—Artículo 20.5 de la Constitución Española.

Ya veremos en qué acaba todo esto (por poner uno de los miles de enlaces al respecto que rulan hoy por internet).