P2P - Tienda de ultramarinos
logo Tienda de Ultramarinos
Etiquetas: P2P

¿Canon en el agua?

Mi familia se ganaba la vida vendiendo vendiendo agua por la casa, pues la tradición familiar ha sido siempre que el primogénito fuera aguador. Sin embargo desde hace años la gente no nos compra el agua por que se instauró una nueva tiranía: el agua corriente. Por su culpa apenas obtenemos beneficios y si esto sigue así tendremos que cerrar nuestro negocio.Hemos intentado que se prohiba beber agua del grifo, que se recaude un pequeño canon en cada grifo pero nadie nos hace caso.

Con nosotros se perderá el encanto del oficio y nadie hace nada por evitarlo. Así que, amigo, te comprendo perfectamente.

Ingenioso comentario en Barrapunto, en el hilo anunciando que Inglaterra no desconectará a los usuarios que utilicen las redes P2P. Pero que planean crear un canon (otro más) para los usuarios que más descarguen.

Otro sobre el mismo tema pero sobre pozos de hielo.

Un carril lento para los piratas

Un carril lento para los piratas. ¿Piratas? ¿Qué piratas?

Y también se establecería un menú de «tarifas planas» para que los internautas que se bajan más contenidos –legales o no– paguen más que los que simplemente consultan su correo electrónico o leen los periódicos «online».

¿Se establecería? ¿Acaso no es algo que ya existe? Por eso hay personas que compran tarifas planas de 1 mega, de 3 ó de 6. Incluso de mucho más. Es algo que ya ofrecen las ISP hace mucho tiempo. De hecho ¡hasta ofertan pagar por kilobyte descargado!

Hace un mes, el ministro de Cultura, César Antonio Molina, anunció una normativa «antipopular» contra las redes p2p, que hasta la fecha han ganado todas las batallas judiciales al no tener ánimo de lucro. Pero lo cierto es que su departamento está cediendo el protagonismo de las negociaciones a los operadores y a las entidades de derechos intelectuales.
[…]
De hecho, el Ejecutivo tiene sus propios equilibrios internos que condicionarán cualquier acuerdo. El Ministerio de Cultura se siente más cercano al sector audiovisual, que contempla el p2p como una amenaza a su modelo de negocio. Mientras, Industria suele decantarse por los internautas y por las empresas telefónicas, que temen que una ley demasiado severa lastre la implantación de las nuevas tecnologías en nuestro país.

Ya hace un tiempo que leo por internet que han renombrado, muy acertadamente, a este señor que dice trabajar por la cultura como el ministro de la SGAE.

Internet nació sin países ni fronteras ¿Cuándo hemos perdido el norte? Internet debería ser como la Antártida, la órbita geoestacionaria o los océanos: para todos y de nadie. Ningún país debería tener control sobre lo que sucede en sus líneas. Para que a Google se pueda acceder desde China, hace tiempo que les obligan a eliminar en la versión local muchísimas páginas que afectan al régimen como las relacionadas con las protestas en la Plaza de Tian’anmen o las recientes matanzas del Tibet por decir lo más famoso. Dejando de lado la actuación de Google al respecto, me parece terrible que hayamos llegado a estas situaciones. Y me parece totalmente comparable en esta materia la actuación de China (una tiranía a fin de cuentas) con la aplicada por Sarkozy y el modelo similar que se anuncia para España. O lo que comenté hace un par de días sobre registrar los emails enviados y recibidos. Estos tres últimos, supuestamente democráticos y que respetan las libertades individuales, el derecho a la privacidad y que deberían basar su modelo en un alto nivel cultural de sus habitantes.

De todas formas, estas actuaciones tampoco me extrañan siendo gobernados por unos completos analfabetos digitales.

Otra cosa que tampoco comprendo, es cómo puede un gobierno que supuestamente representa los intereses del pueblo, tomar medidas antipopulares. Pero éste sería un debate para otro post.

¿A quién perjudica realmente el P2P? ¿A los autores o a las distribuidoras?

No puedo evitar copiar unas declaraciones del Pianista en un burdel sobre el manido tema del P2P.

[…] los políticos que actúan contra el P2P sólo lo hacen porque a) están untados, y/o b) son asquerosamente viejos e ignoran QUÉ RAYOS ES ESO DE INTERNET Y PARA QUÉ DEMONIOS SIRVE. No es una broma: docenas de parlamentarios europeos no tienen email. Repitan conmigo: parlamentarios europeos no tienen email. Traten de comprender el alcance de ese hecho. ¿Cómo demonios va a distinguir entre P2P y piratería una persona que en 2008 no ha enviado ni recibido jamás UN SIMPLE E INSIGNIFICANTE EMAIL?
[…]
Además, ¿no hay un contraste sorprendente entre el alcance global de la lucha contra el P2P y la relajación con la que se combate el top manta? Todos esos ridículos anuncios que el Ministerio de Cultura paga a precio de oro intentan convencernos de que no descarguemos obras, no de que no las compremos en el top manta. ¿Por qué?

Porque la oferta del top manta reproduce las imposiciones culturales del mainstream. En el top manta sólo se venden best-sellers y blockbusters. Representa un diezmo económico, pero es una pérdida asumible, un mal menor. Sin embargo, el P2P es un verdadero desafío al sistema, porque rodea sus imposiciones, recupera títulos que las grandes empresas decidieron enterrar, permiten que el espectador/oyente configure su propio catálogo cultural, fomenta la distribución horizontal, permite una comunicación directa entre el autor y el espectador. En definitiva, revive a la bestia negra de una empresa global de distribución de contenidos: la libertad. Y si no, piensen una cosa: la intención de las grandes empresas no es acabar sólo con las descargas de obras sobre las que tienen derechos. Es acabar con la propia tecnología P2P. Es impedir que los usuarios compartan material audiovisual, incluso libre de derechos. ¿No es curioso?
[…]
Cuando yo descargo del eMule una obra que no hay manera de encontrar por otro medio, ¿estoy pirateando? Yo creo que quien está pirateando es la distribuidora que compra los derechos sobre esa obra, para luego descatalogarla porque la considera una amenaza (o sea, de calidad) para sus otros lanzamientos (o sea, basura).