Ya me cisqué en las primeras entradas de este blog en las noticias de verano. Era principio de julio y empezaban los reportajes insufribles sobre cosas que ya sabíamos, y que en el telediario tratan como si fueran temas nuevos: hace calor en verano, días frescos en agosto, problemas de deshidratación, las palyas llenas…

Ahora, tras casi dos insufribles meses con la misma mierda de contenidos, tengo que volver a quejarme. No puedo aguantarlo. Pero lo peor no es eso. Lo peor es que a las noticias de relleno les dediquen 20 minutos, y 10 al resto de noticias con un mínimo interés. Por ejemplo, está a punto de suceder una guerra civil en Bolivia y Mexico y apenas les han dedicado un miserable minuto. Para hablar del “Can Hotel”, lugar en el que sus dueños dejan a los perros mientras se van de vacaciones, han estado más de cinco minutos, lo digo como dato comparativo.

Es que, no es ya que no tengan noticias, es que no se esfuerzan en darlas y prefieren poner reportajes estandar grabados hace miles de veranos que currarse unos informativos serios. Manda huevos. Vergonzoso.