Kinsale es un pequeño pueblo costero 25 km al sur de Cork que visitamos ayer. Desde Cork salen y vuelven varios autobuses durante el día y muy baratos. En domingo nos costó 9 euros ida y vuelta (precio estudiante), pero entre semana creo que vale menos. Nosotros tomamos el de las 12:30 y volvimos en el de las 19, aunque otro regresaba a las 17.

Es la típica pequeña aldea de pescadores, con todas las casas pintadas de los más variados colores poder distinguir su hogar desde bien lejos cuando volvían de faenar. Además de por los colores, las casas son características por su reducido tamaño (tanto de altura como de planta).

Como se ve en la última foto, son coloridas hasta las que dan directamente al cementerio (eso es tener buenas vistas y lo demás tonterías).

Diseminados por el pueblo hay diversos e intersantes edificios históricos, pero no alcanzamos a verlos todos. Primero estuvimos en St. Multose’s church, construida a finales del siglo XII y que es el edificio más viejo de Kinsale. La siguen utilizando, pero está cerrada cuando no hay oficio. Sin embargo, se puede pasear por alrededor y ver el antiguo cementerio (foto anterior). St Multose es el patrón de Kinsale. Parece ser que hay unas inscripciones en francés normando que pueden ser de curiosidad para los historiadores.

La otra, St. John the Baptist, edificada en 1839 y cuyo aspecto más destacable, para mí, fue el techo de madera. El órgano que se ve en la imagen, si no recuerdo mal, data de finales del XIX y consta de 493 tubos. Al principio fue construido para otro lugar, pero en los últimos 30 ó 40 años fue adquirido por esta iglesia y restaurado.

También vimos el Desmond Castle, una casa-torreón construida alrededor de 1500, que entre otras cosas fue utilizada para encerrar durante los siglos XVII y XVIII. Después de un incendio en 1757 en el que murieron 54 prisioneros franceses, pasó a conocerse popularmente como The French Prison. En la actualidad se utiliza como museo del vino, pero en domingo estaba cerrado.

En el centro del pueblo hay una pequeña plaza repleta de restaurantes y con tantos colores que parece una película para niños. No tengo buenas fotos mías ni de mis amigos, pero dejo enlace a un par encontradas en internet. Una (parece de Tim Burton) y dos, de esta web. Probablemente esos no, pero Kinsale también tiene fama de tener muchos restaurantes de calidad gourmet, y creo que se celebra algún campeonato conocido de alta cocina. Como sabéis, la alta cocina implica altos precios, que en una excursión de estudiantes no podemos asumir.

Después de haber callejeado un rato por las sinuosas calles del pueblo, nos encaminamos al Charles Fort, la fortificación más grande e importante de Irlanda diseñada a finales del XVII por el Marqués de Vauban. Desde el pueblo parece que esté más lejos, pero tan sólo hay que andar tres kilómetros para llegar a ella.

Mapa Kinsale

En ese mapa, la flecha indica aproximadamente dónde nos dejó el autobus. La visita por el pueblo es hacia la izquierda y arriba. El triángulo es el James’s Fort (construido de 1602 a 1607), al cual no fuimos porque no da tiempo de visitar ambos y el bueno es el otro. Después, el andando por Scily Walk y Lower Road (aunque Google diga que no, comunica) llegamos hasta el Charles Fort, marcado con una estrella. El mapa de Google también indica fatal la situación de ambas fortalezas, motivo por el cual las he señalado yo mismo. La vuelta la hicimos por Higher Road, pasando por delante de un varios chalets/mansion. Según una de las guías de viaje que llevábamos (creo que la francesa), Danny DeVito, Jack Nicholson, Michael Douglas y Tina Tourner tienen residencia en Kinsale, así que cuando vimos todos esos chalets decidimos que tenía que ser en esa zona.

El camino de ida a ratos está salpicado de casas o chalets, y a ratos estás completamente rodeado por árboles y arbustos, siempre con acantilados a un lado. En la seguda foto podréis apreciar el James’s Fort desde la carretera por la que íbamos.

La realidad es que ambos fortines están en la actualidad en ruinas (conservados, pero en ruinas), de modo que hoy en día no se les da ningún uso, aunque el Charles Fort tuvo una guarnición de soldados durante la Primera Guerra Mundial y fue utilizado durante la Guerra Civil Irlandesa de 1922-23. Que estén en ruinas no les quita atractivo, ya que al estar todo rodeado de hierba tan verde, el contraste queda muy idílico (no como el Castillo de Montearagón, que estará bien pero es todo un secarral).

Como tantas otras fortalezas en forma de estrella, las fotos más espectaculares son desde el aire, así que además de la siguiente foto tomada por nosotros desde uno de los muros, me veo obligado a colgar una aérea (tomada de esta web).

Estaba escribiendo un esbozo histórico sobre la Batalla de Kinsale, el Charles Fort y Vauban, pero me estaba pareciendo tan apasionante que he escrito más de la cuenta así que publicaré otro artículo sobre esos temas. Ahora lo más que os puedo pedir es que os conformeis con algunas fotos más.

En la primera se puede ver un plano del fuerte, que estaba en el suelo en la entrada y me hizo gracia. Desafortunadamente, justo en ese momento había un sol como nunca ha habido en Irlanda, de modo que me tuve que poner de espaldas al mismo y mi sombra molesta (y queda superartística, osea). La segunda es lo que se ve desde una de las ventanas de una pequeña caseta de guardia en una de las almenas de la fortaleza. Y la tercera es una foto paseando por dentro.

Como punto final de una genial excursión, y para que se notara que viajábamos con italianos, terminamos cenando pasta a la boscaiola en casa de uno de ellos. De eso ya no tengo fotos, pero puedo afirmar que estaban excelentes.

[Salvo la foto aérea de Charles Fort, el resto están hechas por mí o mis compañeros de viaje]