debate - Tienda de ultramarinos
logo Tienda de Ultramarinos
Etiquetas: debate

El taxista, ese violador de profesión

Esto es lo que parece insinuar la nueva iniciativa que ha comenzado recientemente en Madrid y Barcelona (importada de Londres, Alemania o Nueva York, entre otras) de crear un servicio de taxis sólo para mujeres. Los taxis rosas, como les denominan, sólo pueden ser conducidos por mujeres y éste es también el único sexo del que aceptan clientes.

Lo que afirma su creadora es que así las mujeres se sienten más seguras al pedir un taxi: «El objetivo de estos servicios es evitar asaltos, insinuaciones incómodas o incluso violaciones, sobre todo producto de taxis ilegales».

Lo más aconejante es el principio del artículo en el diario Público:

«Es una calle estrecha y oscura. Son las 12 de la noche. Mireia oye pasos. Son los suyos. Se tranquiliza. A los pocos metros, siente otra presencia. No está sola. Se asusta y acelera el ritmo. Se siente vulnerable. No sabe quién hay detrás. Aunque sí sabe que es un hombre. Por su cabeza pasan decenas de posibilidades y ninguna buena. Al final de la calle, ve a una pareja. Respira hondo y sonríe. No está sola: sólo ha sido un susto.»

Pensaba que al final aparecería un taxista que agrediría sexualmente a Mireia, pero no, después del cuento empieza la “noticia” hablando de lo inseguras que se sienten las mujeres en su día a día y de cómo han hecho aparcamientos sólo para mujeres en Alemania. ¿Y en qué consisten? No, no es que dejen más sitio para aparcar (el chiste estaba a huevo), es que son zonas más iluminadas y con pulsadores de alarma en cada plaza de aparcamiento.

Que puedo ver razonable que se hagan aparcamientos y zonas mejor iluminadas y con mayores medidas de seguridad (no sólo para mujeres, sino para alejar a toda la calaña que se acerca a lugares oscuros como los jodidos gorrillas), pero una medida como ésta no hace sino señalar a un colectivo de trabajadores como presuntos y casi seguros agresores sexuales, lo cual me parece no sólo absurdo, sino una barbaridad.

¡Extra! ¡Qué pesado con el debate!

Para quién le interese aquí está la transcripción íntegra del mismo.

Querría finalizar mis opiniones sobre el debate con una viñeta aparecida hoy en el Faro de Vigo que resume las posiciones de los partidos:

ViñetaFarodeVigo


Lo cual enlaza con una opinión que quería compartir hoy vistas las portadas de los periódicos, aunque sea algo que todos sabemos, pero que jamás dejará de joderme en los medios de comunicación informativos: «Cada partido ha sido vencedor en su medio».

Por cierto, para ver cada día las portadas de la prensa suelo entrar al Kiosko, donde cuelgan las portadas de casi todos los periódicos nacionales y autonómicos/locales. Lástima que no esté el Diario del Altoaragón :P. Además, también incluye sección de humor, con las viñetas de todos ellos, pudiendo ver de una pasada a El Roto, Forges y Manel Fontdevilla, así como al resto.

También reseñar que no han tardado en salir declaraciones polémicas sobre el Libro Blanco que presentó Zapatero. A mí por lo menos me hizo mucha gracia que hiciera alusiones constantemente al mismo; al final Rajoy se cansó y le cortaba diciendo «Shí, Shí, ya sabemos que está todo allí».

Y, ahora sí, dejo el Debate. No obstante seguiré tratando algún que otro tema político durante la Campaña.

Conclusiones del debate

Bueno, tras la segunda parte me he quedado a ver algunos debates (genial el 59 Segundos, no conocía el programa) y ver las estadísticas.

En mi opinión en esta segunda parte Rajoy ha estado mejor que antes de la publicidad, pero aún así el vencedor global me parece claramente Zapatero. También así lo opinan las encuestas realizadas por la Cuatro y la Sexta-Diario Público. En este caso la victoria es aplastante (¡del 20%!) aunque, claro, son medios demasiado alejados del centro como para valorar la situación con objetividad. Aún así, en el anterior debate la victoria era tan sólo de menos de 5 puntos, así que aquí hay gran diferencia. Quién iba a imaginar, no obstante, que en la encuesta encargada por El País, la diferencia fuese algo menor, otorgando el 38% a Rajoy y el 53% a Zapatero.

Respecto a la primera parte he olvidado comentar el enorme error de Rajoy al afirmar que Zapatero estuvo a favor de la guerra de Irak: de chiste.

También, que en internet no ha tardado en salir información por la famosa primera pregunta de Rajoy al recien elegido presidente Zapatero. En el diario de sesiones (PDF) si vamos a la página 10 (buscando Rajoy llegamos directos a la primera aparición del nombre en el texto) podemos ver que su primera pregunta es:

Señor Rodríguez Zapatero, ¿cómo valora usted los primeros días de su Gobierno?

Por lo que el candidato socialista tenía razón. Sin embargo, a lo que hacía alusión el popular eran, en realidad, a la contestación a la respuesta de Zapatero, es decir, a su segunda pregunta, donde sí habla del IVA, la financiación autonómica, etc.

No quiero incidir en muchos aspectos, porque ya lo harán todos los medios de comunicación e infinidad de blogs, pero como última anotación sobre el tema, otra cosa que me ha parecido muy destacable es, tras el debate, una desvelación que ha hecho Ernesto Ekáizer respecto a las publicaciones en el Financial Times. Era de esperar que Zapatero hiciese alusión a las polémicas declaraciones del secretario de comunicación del PP Gabriel Elorriaga en este periódico, cuando aseguró que su estrategia consistía no tanto en atraer y convencer a los electores socialistas para lograr su voto sino en conseguir que se quedaran en casa creando “suficientes dudas sobre la economía, la inmigración y los nacionalismos”.

Decía que era obvio que el candidato del PSOE hiciese alusión a esta entrevista, así que Rajoy tenía preparado un as en la manga, y lo ha sacado en forma del Financial Times enseñando un artículo de hoy en el que se critica la economía y gestión por parte del ejecutivo socialista. Duro golpe.

Sin embargo, la brillante aclaración de Ernesto Ekáizer en 59 Segundos es que eso es un artículo de opinión que ha enviado alguien ajeno al Financial Times, mientras que en la página de al lado podía verse el Editorial también del día 3 de marzo en el que alaba la gestión en macroeconomía de Zapatero. Y hay una diferencia muy clara entre lo que se lee en un Editorial y lo que se lee en un artículo de opinión, cuando lo que se esgrime como argumento de validez es la credibilidad e imparcialidad del Financial Times.

Aún así, esa frase es la única en la que España sale bien parada, pues el párrafo completo copio el párrafo completo a continuación. Podéis leer la traducción del resto del Editorial.

«En lugar de actuar como oposición parlamentaria, el PP ha tratado de impugnar constitucionalmente las principales iniciativas de los socialistas, en lo que fue un esfuerzo para paralizar el gobierno. Mariano Rajoy, su mediocre líder, no ha logrado salir de la sombra de José maría Aznar, expresidente del gobierno, y se ha confabulado con la jerarquía católica en una histérica campaña que pone en duda la legitimidad del gobierno. José Luis Rodríguez zapatero, presidente del gobierno, ha estado desalentador. Gestionó con competencia la macroeconomía, pero hizo poco en cuanto a los puntos flacos estructurales con un escaso crecimiento de la productividad, una débil base tecnológica y un enorme déficit en cuenta corriente. Se ha autofelicitado por las perspectivas económicas, al igual que tuvo excesiva confianza en llegar a un acuerdo con los separatistas vascos de ETA»

Y para terminar, ahora sí, también me he fijado que Mariano Rajoy ha sacado por lo menos tres noticias o artículos de periódicos que habían salido justa y casualmente hoy. Zapatero no me he fijado. ¿Qué impresión me ha dado esto? Pues que las noticias del mismo día en un debate como este son muy importantes por la ventaja estratégica que supone decir: “Hoy mismo ha ocurrido”, dado que impacta mucho más y da sensación de verdadera actualidad. Así que he pensado que es más que probable que los partidos unten a periodistas o envíen ellos mismos las noticias para asegurarse de tener material que sacar para atacar.

Seguimiento en vivo del debate en El Mundo (no lo he leído, pero por si alguien se lo ha perdido, parece detallado).

Está en el libro blanco

Joder, hoy sí que hay caña. Mucho más entretenido, y una moderadora con un par. La advertencia final a Zapatero por no parar de interrumpir a Rajoy ha sido de libro.

En los tres minutos de introducción, a mi juicio, el candidato popular se ha vendido. Debieron de leer por ahí que la historia “la niña nacida en España” gustó a algunos y habrán pensado que el público quiere demagogia. Creo que es la palabra con la que se puede resumir sus intervenciones.

Las de Zapatero se pueden resumir con: “Está en el libro blanco”.

Un debate en el que sí se están metiendo cancha, y se están contestando mucho el uno al otro. La serie de intervenciones comenzando con la primera pregunta del libro de sesiones han sido de lo más entretenidas.

Hoy Rajoy no miraba la reloj, pero estaba leyendo todo el discurso inicial, anda que no se le notaba.

En promedio, hasta ahora, me está gustando más la intervención de Zapatero: contesta a las acusaciones de Rajoy (aunque se ha escapado de la educación), y da sus propuestas para la próxima legislatura, que es a lo que se supone habían venido hoy. El popular, sin embargo, está demasiado a su aire, simplemente atacando a la anterior legislatura y sin proponer nada.

¡Sigue!

Campaña Electoral

Bueno, ya va tocando hablar de política, que parece que lo quiera dejar de lado. La verdad es que en realidad me ha llegado muy de golpe y aún no había sacado tiempo. He estado guardándome links de política sobre temas que quería tratar, y creo que no me dará ni tiempo hablar de la mitad. Cuando empezó oficialmente la campaña yo creía que aún quedaría un mes o así, y hoy ya quedan 6 días para votar.

Lo único de lo que he hablado hasta ahora es sobre el debate de Solbes y Pizarro, que me pareció muy interesante. A raíz del mismo mis amigos me han preguntado que porqué no he escrito sobre el de Zapatero y Rajoy; pero no sólo no me gustó nada, sino que lo cogí empezado y estábamos varios en casa, así que hablamos más nosotros que ellos. Fue, como ya esperaba, demasiado politiqueo y demagogia. Más encorsetado y empaquetado de lo que suponía. Lo más destacable para mí fue la pésima actuación de Zapatero cortando constantemente a Rajoy (no sólo al final cuando sí que era necesario, sino durante todo el debate). Como decía antes no fue excesiva la atención que mostré, así que no me atrevería a declarar un ganador, sobre todo teniendo en cuenta la actitud que mostró el socialista. Apostaría cualquier cosa a que se lo han comentado sus asesores y que hoy no ocurrirá.

Dejando a un lado los debates, un tema que me parece destacable es como se ha percatado el Partido Popular de que su viaje a la derecha durante los últimos cuatro años no está gustando a nadie, ni a sus votantes (estoy seguro pese al o que dice mucha gente que van a perder un nutrido grupo de votantes que se consideraban de centro), y durante el último mes estén intentado colarnos que siguen cerca del centro. La forma más sencilla de empezar a dar esta apariencia es haciendo desaparecer una temporada de los medios de comunicación las siempre polémicas alocuciones de los incombustibles Miguel Zaplana y Ángel Acebes. Hecho que constata Forges con su acostumbrada agilidad para hacernos soltar la sonrisilla:

Acebes y Zaplana

También, de esta campaña lo que más me llama la atención es cómo se han dado cuenta de que Internet es importante. No sólo renuevan las webs del partido cada poco tiempo, sino que sacan nuevas páginas orientadas a cada campaña electoral, o a diversas propuestas, además de que algunos se enfrentan a nuevos “retos” como tener un blog (aunque dudo que todos escriban por sí mismos). Véase, como ejemplo de la campaña en internet, los siguientes enlaces:

  • La Mirada Positiva: Lugar desde el que el PSOE presenta su programa y campañas desde la web este año. Incluye entre otras cosas:
    • Voluntarios CiberProgresistas: Con su guía en la que invitan a spammear a todos los conocidos en favor del PSOE (Vía Barrapunto);
    • Haz tu pregunta a ZP y su equipo te responde: Cada usuario planteaba una pregunta y el resto de usuarios podía dar su opinión al respecto y votar, al estilo Menéame o Digg. Las más votadas supuestamente las contestaría Zapatero en alguna entrevista, o recibirían contestación del equipo desde internet. En su momento parece ser que sólo gente del ámbito de la informática contestaba, porque recuerdo que las diez primeras eran sobre colegio de informáticos, canon, subida de sueldo a informáticos y cosas así, salvo una sobre la legalización del cannabis.
  • Diálogo Digital Popular: Una especie de foro sobre tecnologías en el que los administradores deciden los temas (mesas) en las que los usuarios pueden debatir. No me he atrevido a indagar más.
  • Tu propuesta en 30 segundos: ¡Jajajajaja! Por dios, aún no había visto el vídeo. Por favor, intrucid el nombre y email que queráis y enviad, no tiene precio. Con ese aire jovial y dicharachero que pretenden aparentar, sobre todo Rajoy diciendo «¿Qué pasa tio!», y saliendo al final tecleando un MacBook. Intentan dar la impresión de juveniles y campechanos y, obviamente, les sale fatal. En principio creo que esta fue la página en la que metías un número de teléfono y al cabo de un tiempo una grabación de Rajoy te preguntaba por tu propuesta. Como es natural nadie introdujo su número real, y sí el de sus amigos.
  • Llamazares virtual: El representante de IU ha creado un alter ego virtual en la plataforma Second Lifre con el que ha dado algún mitín y grabado varios vídeos para la camapaña. El más destacado uno en el que da una paliza a Rajoy, hace tragar “izquierdina” a Zapatero, y termina con lo más sonado: quemando una foto de la familia real. Totalmente fuera de lugar esto último, sin lo cual el vídeo habría pasado por algo graciosete y por lo que ha tenido que retirar el vídeo.
  • Youtube Elecciones 08: Como no podía ser de otra forma, una copia del apartado que Youtube ya creó para las Elecciones Estadounidenses y que aquí también teníamos que tener.

Tampoco olvidar que para las entrevistas a los distintos líderes, una de las propuestas fue que los ciudadanos subiesen vídeos a Youtube formulando preguntas. Y que también se habló de hacer un debate en internet. Sobre esto último, me remito a las opiniones de Fernando Tricas en su anotación pidiendo un debate en la piscina, donde dice:

Llevo unos días dándole vueltas a lo del debate en internet.
Viendo nuestros políticos como son, se me ocurre que la analogía es buena: nuestros políticos (estoy generalizando) se moverían en internet poco mas o menos igual de mal que en cualquier otra parte que no frecuenten, así que no le veía mayor interés a que se celebre un debate con internet por medio, o en una piscina, o en una discoteca de pueblo.

Y creo que no le falta razón.

Debate Solbes VS Pizarro

Matías Prats, haciendo gala de un enorme sentido del humor, ha terminado diciendo que estos debates, en ocasiones, terminan en tablas. Gran chiste, en mi opinión, porque éste, en especial, ha terminado con doble KO por lo menos.

Considero, y a las 00:10 estoy seguro que lo demostrarán las encuestas ―aunque ya sabemos hacia dónde cojean los lectores de El Mundo y que en su mayoría han sido imparciales― que Solbes ha estado muy por encima de Pizarro a lo largo de la noche. No sólo por la tranquilidad y seguridad que demostraba en todo momento, sino por cómo ha llevado el debate.

Casi cada dato ofrecido por Pizarro para intentar demostrar el malgobierno del PSOE durante estos cuatro años era rebatido inmediatamente por Solbes con montones de graficas y comparativas con respecto a la evolución económica de 2003 a 2007 y la situación durante los ocho años de gobierno de los populares.

Porque realmente no han ido a hablar de la supuesta crisis económica (turbulencias, como prefiere decir el señor Solbes) en la que puede que nos estemes metiendo ―posiblemente aquí, y en el resto del mundo― sino, más bien, de qué partido ha llevado mejor la economía en España.

Hemos podido ver a un Manuel Pizarro bastante desatinado hacia el final, supongo que ya desorientado y sin saber qué hacer ante un inexecrable ―y permítaseme aquí el uso de este anglicismo1― Solbes, repitiendo constantemente lo mismo que éste ya le había rebatido elegantemente al comienzo, es decir, el paro y la inflación. Con respecto al paro ha insistido en innumerables ocasiones durante todo el debate que hay 250 000 parados más que durante el gobierno de los populares, pese a qué, aunque parezcan cifras bastante alarmantes, se han creado 3 millones de puestos de trabajo, como después ha reseñado Solbes; lo cual significa que, en datos absolutos, el paro ahora es del 8’5%, mientras que con el anterior gobierno lo fue del 11’5%, aún con esos 250 000 parados más. Si hacemos las cuentas de otra forma, es como si hubiera -2’75 millones menos de parados, siendo ésta una situación de lo más positiva. Sobre la inflación, el actual ministro de economía ha insistido en que está muy cercana a la subida de la renta per cápita, y que ha aumentado en todo Europa, además de que también influye mucho la increible subida del precio del barril de petróleo últimamente.

Se ha echado en falta que hicieran incidieran más en la supuesta crisis en que estamos entrando. Pizarro ha aludido a unas encuestas recientes en las que un amplio porcentaje afirmaba no ser optimista con respecto al futuro económico de España y no confiar en los intereses económicos. Solbes, aquí sí que diré que se ha equivocado, se ha limitado a deslegitimar las encuestas; afirmando el poco valor que realmente significan las mismas, no las presentadas por el popular, sino todas en general. Y ha salvado el escollón remitiéndose a dos datos que Pizarro no se había atrevido a sacar, en una de las cuales se afirmaba que la mayoría de encuetados confiaba más en el Partido Socalista para afrontar una crisis económica. Y ahí lo ha dejado. A mi juicio debería haber hecho un mayor hincapié en por qué, si todos los datos afirman que la economía va mejor, los españoles piensan que no es así; porque la economía funciona por la confianza2, y si los inversores no confían en la economía, no invierten y sin esa inversión, la economía se va a la mierda.

Las réplicas de Solbes se centraban más, en todo momento, en demostrar que las condiciones económicas no son tan distintas de cuando gobernaba el PP, y que de hecho han mejorado en todos los aspectos, de modo que el Partido Popular no tiene muchos motivos para afirmar nada sobre la crisis.

Muchos temas importantes con respecto a la economía han sido tratados3,; pero quiero centrarme más en el cómo. Para empezar, hemos visto a un Pizarro desorientado, con falta de información; frente a un Solbes que no paraba de manejar folios de datos y gráficas que enseñar en su siguiente intervención para desmentir a los de su interlocutor, o rebatirlos. En la mayoría de las ocasiones el popular se quedaba vendido: cuando se guardaba algún dato revelador favoreciendo a los socialistas, a continuación lo sacaba el otro; cuando los números parecían alarmantes, es porque eran absolutos y comparados con los relativos las cosas cambiaban. Se ha visto, en resumen, a un Pedro Solbes muy seguro, con todos los datos presentes, y a Pizarro dando algún que otro traspies, dado que con su reciente incorporación no goza de los conocimientos de los que puede disponer su rival tras tantos años trabajando en el tema.

Acaban de dar en Antena 3 los resultados de las encuestas y el socialista ganaba con un 47% frente a un 37% del popular. También han pasado por las diferentes redacciones de periódicos de tirada nacional para consultar con los representantes las sensaciones transmitidas por el debate. Todos han dicho cosas esperables, principalmente que se caían por su propio peso tras verlo, algunos destacando temas que he tocado ya y otros que tenía en mente tratar ahora. No obstante, debo hacer especial mención al turno de La Razón ―en la redacción habían pedido expresamente a alguien “que los tuviera cuadrados“― y que ha dicho, con toda su tranquilidad que «Los golpes de efecto del señor Pizarro han puesto a Solbes en más de un aprieto», o algo así. Los golpes de efecto. Sí. Eso es echarle un par.

Otro tema en el que ha estado desatinado Pizarro ha sido en empezar a mezclar cosas que no debería tocar, sólo por seguir la línea de su partido y hacer un poco de mitin político y demagogia. Porque, vale que economía y educación están relacionadas ―dígame usted con qué no están relacionadas ambas disciplinas― pero sólo en tanto en cuanto la inversión económica en educación es muy importante, y en cuanto a que los alumnos con los conocimientos adecuados serán quienes creen negocios e inversiones en nuestro país ―si ponemos fin a la fuga de cerebros, pero éste es otro tema― y no en si se imparte o no en las aulas la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Otro error del mismo calibre ha sido querer entrar, porque sí, en el debate de los matrimonios homosexuales, cuando ha hecho alusión a que los núcleos familiares son importantes para la economía y que las políticas socialistas los están destruyendo. Estas dos han sido ganas de polemizar en temas donde no tenía porqué entrar como posible ministro de economía.

Me estoy enrollando, quizás ya demasiado, y sólo querría hacer dos apuntes más. Primero, el momento álgido de la noche, cuando hablaban sobre privatizar las pensiones y Solbes ha sacado una noticia de El Mundo de hace años en la que se podían leer unas afirmaciones de Pizarro al respecto, el cual ha afirmado que los periodistas (estamos hablando de los de El Mundo…) mienten. Me parece que estos segundos de tensión, los únicos subidos de tono en todo el transcurso de la discusión, han terminado por dejar a Pizarro en una posición desventajosa con respecto a su contrincante. Como también han destacado algunos periódicos, se agradece, dado el clima político de descalificaciones y crispación, que hayan sido tan respetuosos entre sí.

El segundo apunte es que Manuel Pizarro ha preguntado sobre la política energética que seguirá España caso de ganar el PSOE, apuntando a las opiniones sobre nucleares, gas natural y centrales de carbón. Desgraciadamente eran muchas las cuestiones que había planteado y Pedro Solbes ha decidido posponer la respuesta a su última intervención, pero no ha tenido tiempo o lo ha olvidado. Era un tema que me hubiera interesado conocer.

En conclusión, un Solbes muy tranquilo y sosegado, transmitiendo calma, con los datos en la mano, y con capacidad para las justas sornas y chascarrillos, frente a un Pizarro un tanto inseguro y que ha ido perdiendo fuerza y sentido conforme corría el tiempo.

1. Inexecrable: En el DRAE aparece execrable como aquello que se puede reprobar. No está, sin embargo, la forma negada con la partícula in- aceptada en el castellano. Me he tomado la licencia de utilizar el término, que quizás no pueda ser considerado como un anglicismo puesto que se formaría de esta misma manera en español, pero que sí existe en inglés, y quizás me suene de alguna “mala” traducción; pese a su reducida difusión en nuestra lengua. (seguir)
2. Yo no soy economista, pero poco después de escribirlo, el representante del ABC ha declarado lo mismo respecto a la confianza. (seguir)
3. En Sin futuro y sin un duro se han centrado más en las materias del debate que en la forma. Recomiendo su lectura a quién no haya podido presenciar el debate. (seguir)