erasmus - Tienda de ultramarinos
logo Tienda de Ultramarinos
Etiquetas: erasmus

Cobh

Cobh es un pueblecito de 7000 habitantes a 22 km al sureste de Cork (12 km a vuelo de pájaro). Está situado en medio del Cork Harbor, el segundo puerto natural más grande del mundo, en la isla conocida como Great Island. Desde Cork puede llegarse por tren en unos 25 minutos por seis euros ida y vuelta. Lo más representativo son sus casitas de colores (muy típicas de los pueblos costeros irlandeses) pero también tiene otras historias que contar.

Calle típica de casas coloreadas

Pese a su pequeño tamaño, su privilegiada situación le ha servido para convertirse en uno de los puertos más famosos de Irlanda. Para empezar, los dos islotes que se alzan justo frente al pueblo han sido de interés militar durante años: Haulbowline, base de la marina irlandesa en la actualidad, fue fortificada ya en 1602; Spike Island, que conserva el Fort Westmoreland erigido en 1790, fue usada como prisión de 1847 a 1883, haciendo escala allí gran parte de los presos británicos que terminarían en Australia.

Si algo caracteriza a Irlanda, es la enorme emigración que tuvo durante el siglo XIX, lo cual explica que haya un 12% de estadounidenses con ascendencia irlandesa, lo que les convierte en el segundo mayor “grupo étnico” de los USA, sólo superados por los americanos con ascendencia alemana (17%).

Cobh fue el principal puerto desde el que embarcaban los irlandeses rumbo a los Estados Unidos, pasando por sus muelles unos dos millones y medio de los seis millones que emigraron entre 1948 y 1950, hecho que han aprovechado para montar un museo sobre emigración. La más famosa fue Annie Moore al convertirse en la primera persona en pasar por la recien estrenada oficina de inmigración en Ellis Island en el puerto de Nueva York en 1892 a sus quince años. Como homenaje tiene una estatua, junto a sus hermanos (sus padres habían viajado cuatro años antes), tanto en Cobh como en la isla.

Statue of Annie Moore and her brothers

La mayor parte de los emigrantes dejaron el país durante la Gran Hambruna que azotó el país entre 1846 y 1852 debido al mildiu de la patata y a la falta de dinero para comprar más comida.

Muchos se preguntan cómo una isla rodeada de agua puede tener problemas con la comida pudiendo pescar todos los peces que necesiten, pero los escarpados acantilados en gran parte de la costa y fuertes corrientes del Atlántico hacían de Irlanda una isla con una muy pobre industria pesquera; aparte de que los terratenientes británicos no estaban interesados en ese negocio, con lo que prohibían la pesca en sus tierras.

Señales apuntando a diferentes lugares de Cobh

El puerto de Cobh también es conocido por ser el 12 de abril de 1912 la última parada del Titanic en el viejo continente antes de poner rumbo a New York con el trágico final que todos conocemos. Pese a que la parada del barco sea meramente anecdótica han sabido exprimir el tema, teniendo incluso la “Ruta turística del Titanic“. En Irlanda están bastante orgullosos de este transoceánico (fue fabricado en los astilleros de Belfast) y tienen un dicho “El Titanic fue perfectamente construido por irlandeses, pero hundido por un inglés“.

Al ser un pueblo tan pequeño y pintoresco, el turismo es una buena baza, y ya que estamos con catástrofes marítimas… ¿Por qué no incluir también al Lusitania? El Lusitania era un transoceánico de lujo —como el Titanic— pero fletado antes, en 1907. A principios de 1915, durante la Primera Guerra Mundial, Alemania impuso un bloqueo comercial a Gran Bretaña, es decir, llenó las aguas cercanas de submarinos y advirtió de que dispararían sin previo aviso a cualquier navío que circulara cerca de la costa británica.

Pese a ello, el Lusitania continuó sus labores civiles transportando pasajeros de un continente a otro, hasta que el submarino alemán U-20 lo torpedeó el mediodía del 7 de mayo de 1915 cuando estaba tan sólo a 18 kilómetros de Kinsale, pereciendo 1198 de los 1959 pasajeros, y siendo los supervivientes recogidos en Cobh.

Monumento a la memoria de los fallecidos en el hundimiento del Lusitania

Este ataque —que serviría de excusa al gobierno estadounidense dos años más tarde para declarar la guerra a las Potencias Centrales y entrar de lleno en el conflicto— no está exento de polémica, pues pese a que la reacción internacional al inicio fue de completa condena a la actuación alemana, EE.UU. colaboraba abiertamente con Gran Bretaña y el barco transportaba de “contrabando” ingentes cantidades de material bélico y alimentos para el ejército británico.

Al haber varios detalles que no cuadran respecto a los mensajes radiofónicos enviados al barco por la marina británica y la decisión de retirar el buque que iba a escoltar al Lusitania al final del trayecto, hay varias teorías conspiranoicas afirmando que Wiston Churchill (Primer Lord del Almirantazgo) facilitó el hundimiento con sus órdenes, para dar una excusa a los Estados Unidos a entrar en la guerra.

Como siempre, la Wikipedia nos sorprende con su cantidad de listas sobre cualquier tema, así que podemos comparar el hundimiento del Lusitania con otros naufragios por número de víctimas, diversos accidentes marítimos catalogados en “Tiempos de paz” y en diferentes conflictos históricos, barcos hundidos por submarinos según número de víctimas o la lista de accidentes y desastres por número de víctimas en cualquiera de sus categorías o, especialmente, la marítima.

Casas coloreadas con la catedral de fondo

Aparte de los museos y estatuas mencionados aquí, el mayor atractivo de Cobh es perderse entre sus sinuosas calles rodeadadas por coloridos edificios. Se puede dar un paseo tan largo como se quiera, cuestas arriba y cuestas abajo, hasta llegar a la Catedral de San Colman, que al estar el punto más alto de la ciudad puede ser vista casi desde cualquier parte.

esquina de casas coloreadas y catedral

Colman de Cloyne fue un monje de finales del siglo VI fundador del monasterio de Cloyne, un pueblo cercano que da nombre a la diócesis de la que ésta es la principal catedral. Educado como bardo, se le conocía como el Poeta Real de Munster, y algunos de sus versos que todavía se conservan están entre los primeros ejemplos del irlandés escrito con alfabeto latino.

Costado de la catedral

St. Colman Cathedral se empezó a construir en 1865 y se terminó en 1915 y es uno de los ejemplos más notables del neogótico irlandés. Su torre alberga un carillón de 47 campanas (cinco de ellas añadidas en 1958) que lo convierten en el mayor de Irlanda. Tiene una escala de cuatro octavas, lo que permite la ejecución de variadas composiciones, siendo frecuentes los recitales de música religiosa y secular, especialmente en verano.

Altar mayor y ábside de la catedral

Parte frontal de St Colman Cathedral

depósito de agua bendita

Me llamó especialmente la atención el depósito de agua bendita que se puede ver en la anterior foto. Estaba en uno de los laterales de la catedral, por fuera.

Lo mejor del pueblo, sin lugar a dudas, fue el pedazo fish&chips que nos comimos sentados en un banco al aire libre. Después de buscar un rato dónde comer, finalmente nos decantamos por el bar Mimmo’s, cuya posición en Google Map acabo de enlazar (justo enfrente del monumento a los fallecidos en el Lusitania). Por seis euros y medio pudimos disfrutar de una buena ración de fish&chips, con dos trozos de pescado para cada uno. Quizás no fuese el mejor del mundo, pero estaba muy bueno y en cualquier lado ponen mucho menos por más dinero. Incluso sumando los billetes del tren, hay muchos lugares en los que no comes tanto por doce euros.

Fish and chips, dos buenos trozos de pescado

Dejo algunas fotos de otros lugares que han atraído mi atención, como la parte posterior de la primera fotografía que abre el post (por cuyo lado frontal es la imagen más típica de Cobh), la señal para limpiar los excrementos de los perros y un par de tiendas con todo el escaparate de madera; la tienda del fondo tiene más gracia porque era de productos electrónicos, con lo que ese aspecto tan antiguo la convierte casi en un oxímoron.

Parte posterior de la calle típica

Señal: Clean after your dog!

Tiendas con escaparate de madera

Páginas con información turística:
East Cork Tourism
Cork Guide
Spike Island (ya enlazada en la entrada, pero con mucha información sobre esa isla).

Comportamientos irlandeses

Comportamientos, modas y cosas que suelen verse por Irlanda, o por lo menos en Cork.

Gorros peruanos. Al ser un clima frío y húmedo, muchísima gente lleva gorros, pero lo que más me llama la atención es lo populares que son los típicos gorros peruanos. Casi la mitad de los gorros que veo son de este estilo. Incluso los he visto con el logo de la universidad. Y también chinos usando gorros peruanos.

Chaleco reflectante. La gente que sale a hacer ejercicio corriendo por la calle (más de la que pueda parecer en un país con un clima tan poco propicio) suele llevar chalecos reflectantes. Quizás el 90% de ellos los usan.

Huevos. Una especie de “juego” muy popular aquí es el lanzamiento de huevos desde coches a viandantes, lo cual más que juego es una hijoputada.
Las primeras semanas flipaba al ver por las mañanas cantidad de huevos rotos en el suelo, hasta que alguien me explicó que a los jóvenes con coche les ha dado por tirárselos a la gente y largarse a toda velocidad. Luego lo vi con mis propios ojos y sufrí en mis carnes (aunque la única vez que me han alcanzado, el huevo milagrosamente rebotó suavente contra mi chaqueta y se rompió contra el suelo). Hasta los huevos estamos.

Comportamiento al volante. Al hilo de lo anterior, la gente tiene un grave problema con los coches y no son capaces de comportarse como personas civilizadas. Es perfectamente normal que te toquen la bocina, te griten o insulten cuando pasan por tu lado con el coche. El lanzamiento de huevos sólo ocurre por las noches (principalmente fines de semana) y quizás en sólo un par de calles, el comportamiento anormal en los coches es a cualquier hora. Es como si hubiesen descubierto lo que es el coche la semana pasada.

Distintivos de coches. La L de novatos es roja sobre fondo blanco y se lleva con una pegatina cuadrada en la esquina superior izquierda del parabrisas. En la esquina inferior izquierda va la vehicle license (creo que se corresponde con nuestro impuesto de circulación) y creo que es costumbre británica.

Banderitas en coches. Para terminar con los coches, algo muy, muy típico que se ve los días de partido son banderitas para el coche, que se ponen en la ventanilla. Supongo que es una americanada que no tardaremos en ver en España… Os dejo un ejemplo con el Ulster Banner, la antigua bandera de Irlanda del Norte.

R&G Week. Raise and Give, recaudar y dar, es una celebración típica de países que han estado bajo dominio británico. Las sociedades de estudiantes (y cualquier ente relacionado con la universidad) organizan todo eventos durante esta semana para recaudar fondos y darlos a la beneficencia. Aquí se hizo la semana pasada y algunos de los más destacados en mi universidad fueron pelea de almohadas, concurso de comer pizza rápidamente y concurso Estómago de Acero, consistente en aguantar más tiempo sin vomitar comiendo todo tipo de guarradas.
Aunque para recaudar fondos todo vale, así que en mi residencia, en lugar de organizar eventos, decidieron poner multas por cosas como hacer fiestas o perder las llaves.

Alcohol. Normalmente son los estudiantes que llegan a una ciudad los que más se emborrachan y más la lían. Dentro de ese grupo, son normalmente los erasmus quienes más están de fiesta. Aquí es el mundo al revés. Los estudiantes erasmus se quejan de que sus compañeros de piso irlandeses hacen fiestas todos los días. Y el 90% de borrachos y acabados por las calles son locales. Cuando salimos de bares somos los únicos que no nos vamos tropezando con las farolas.

Fast food de fiesta. Vale que en España también es muy típico irse a tomar algo después de salir de marcha para recenar, pero lo de aquí no tiene nombre. Hay un McDonalds abierto 24 horas en el centro, así como un montón de kebabs y otros establecimientos fast food que cierran después de las 2 y están todos siempre completamente llenos.
Cuando terminó la RAG week no sé qué locura le dio a la gente con salir, pero si en los bares no te podías mover, en los fast food había colas hasta la calle. Miedo me da el 17 de marzo. Como me comentó un irlandés, la semana pasada sólo salieron los estudiantes, pero San Patrick lo celebra toooodo el mundo.

Clubs y sociedades. No sé en otras universidades de España, pero en la mía apenas existían y no eran nada populares. Aquí, sin embargo, los hay de todo tipo y con muchísima acogida. Los clubs son para deportes y puedes encontrarte incluso frisbee, paracaidismo o cama elástica. Las sociedades son cualquier cosa que no sea deporte, y la que más me inquieta es la sociedad de las Bebidas Calientes, que quedan una vez a la semana para beber café y té (has de llevar tu propia taza). Hay incluso una sociedad atea, la cual por cierto trajo hace un par de semanas nada menos que a Dan Dennett a dar una charla… ¡y desgraciadamente yo me enteré cuatro días después!

La absurda convalidación de asignaturas en Erasmus

Como sabe todo el que se ha enfrentado a ello, cuando te vas a otra universidad a cursar parte de tus estudios tienes que enfrentarte a una cantidad de papeleo impresionante, escribiendo lo mismo cien veces distintas para veinte sitios diferentes, con ayuda mínima. Pero no es de esto de lo que quiero hablar.

Una de las cosas que hay que hacer, obviamente, es seleccionar las asignaturas que cursarás en la universidad de destino, las cuales deben ser aprobadas por el coordinador Erasmus de tu carrera para comprobar que no vas a estar haciendo trivialidades o cosas que ya hayas estudiado sobradamente.

Para ello, por cada asignatura en que te matriculas en la nueva universidad, tienes que seleccionar una equivalente en la tuya (o varias si no coincide el número de créditos). Esto me parece completamente necesario para las obligatorias y troncales, pues son conocimientos que se consideran totalmente necesarios para alguien que estudia esa carrera.

Lo que ya no tiene sentido alguno es tener que hacer esto mismo con las optativas, especialmente teniendo en cuenta que son una decisión totalmente arbitraria de cada facultad. Las asignaturas obligatorias seguramente serán muy similares en todo el mundo para la misma carrera, pues componen el tronco de conocimiento común que cualquiera dedicado a ello debería conocer. Pero las optativas pueden ser cosas totalmente dispares; por supuesto que habrá varias que coincidan en casi todas las universidades, pero quizás sean la mitad.

Las optativas no sólo dependen de la idea que los coordinadores de la carrera tengan de qué puede ser útil y qué no, sino que también están totalmente sujetas al campo de investigació o especialidades de los diferentes profesores del claustro.

Así, se dan cosas tan ridículas como que Functional and Logic Programming la estoy convalidando en Zaragoza por Técnicas avanzadas de programación que, no tienen absolutamente nada que ver.

O que al ser Computer Security del doble de créditos que su equivalente Criptografía y seguridad en comunicaciones, la estoy convalidando también por Diseño y evaluación de redes. Y Theory of computation se ha convertido en Modelos estocásticos en ingeniería. Lo mismo, vaya.

Y la gota que colma el vaso es que luego, a efectos prácticos —expediente, título, etc.—, las únicas asignaturas que contarán para mí serán las matriculadas en la Universidad de Zaragoza, obviando por completo todo lo que haya hecho en la UCC.

Kinsale

Kinsale es un pequeño pueblo costero 25 km al sur de Cork que visitamos ayer. Desde Cork salen y vuelven varios autobuses durante el día y muy baratos. En domingo nos costó 9 euros ida y vuelta (precio estudiante), pero entre semana creo que vale menos. Nosotros tomamos el de las 12:30 y volvimos en el de las 19, aunque otro regresaba a las 17.

Es la típica pequeña aldea de pescadores, con todas las casas pintadas de los más variados colores poder distinguir su hogar desde bien lejos cuando volvían de faenar. Además de por los colores, las casas son características por su reducido tamaño (tanto de altura como de planta).

Como se ve en la última foto, son coloridas hasta las que dan directamente al cementerio (eso es tener buenas vistas y lo demás tonterías).

Diseminados por el pueblo hay diversos e intersantes edificios históricos, pero no alcanzamos a verlos todos. Primero estuvimos en St. Multose’s church, construida a finales del siglo XII y que es el edificio más viejo de Kinsale. La siguen utilizando, pero está cerrada cuando no hay oficio. Sin embargo, se puede pasear por alrededor y ver el antiguo cementerio (foto anterior). St Multose es el patrón de Kinsale. Parece ser que hay unas inscripciones en francés normando que pueden ser de curiosidad para los historiadores.

La otra, St. John the Baptist, edificada en 1839 y cuyo aspecto más destacable, para mí, fue el techo de madera. El órgano que se ve en la imagen, si no recuerdo mal, data de finales del XIX y consta de 493 tubos. Al principio fue construido para otro lugar, pero en los últimos 30 ó 40 años fue adquirido por esta iglesia y restaurado.

También vimos el Desmond Castle, una casa-torreón construida alrededor de 1500, que entre otras cosas fue utilizada para encerrar durante los siglos XVII y XVIII. Después de un incendio en 1757 en el que murieron 54 prisioneros franceses, pasó a conocerse popularmente como The French Prison. En la actualidad se utiliza como museo del vino, pero en domingo estaba cerrado.

En el centro del pueblo hay una pequeña plaza repleta de restaurantes y con tantos colores que parece una película para niños. No tengo buenas fotos mías ni de mis amigos, pero dejo enlace a un par encontradas en internet. Una (parece de Tim Burton) y dos, de esta web. Probablemente esos no, pero Kinsale también tiene fama de tener muchos restaurantes de calidad gourmet, y creo que se celebra algún campeonato conocido de alta cocina. Como sabéis, la alta cocina implica altos precios, que en una excursión de estudiantes no podemos asumir.

Después de haber callejeado un rato por las sinuosas calles del pueblo, nos encaminamos al Charles Fort, la fortificación más grande e importante de Irlanda diseñada a finales del XVII por el Marqués de Vauban. Desde el pueblo parece que esté más lejos, pero tan sólo hay que andar tres kilómetros para llegar a ella.

Mapa Kinsale

En ese mapa, la flecha indica aproximadamente dónde nos dejó el autobus. La visita por el pueblo es hacia la izquierda y arriba. El triángulo es el James’s Fort (construido de 1602 a 1607), al cual no fuimos porque no da tiempo de visitar ambos y el bueno es el otro. Después, el andando por Scily Walk y Lower Road (aunque Google diga que no, comunica) llegamos hasta el Charles Fort, marcado con una estrella. El mapa de Google también indica fatal la situación de ambas fortalezas, motivo por el cual las he señalado yo mismo. La vuelta la hicimos por Higher Road, pasando por delante de un varios chalets/mansion. Según una de las guías de viaje que llevábamos (creo que la francesa), Danny DeVito, Jack Nicholson, Michael Douglas y Tina Tourner tienen residencia en Kinsale, así que cuando vimos todos esos chalets decidimos que tenía que ser en esa zona.

El camino de ida a ratos está salpicado de casas o chalets, y a ratos estás completamente rodeado por árboles y arbustos, siempre con acantilados a un lado. En la seguda foto podréis apreciar el James’s Fort desde la carretera por la que íbamos.

La realidad es que ambos fortines están en la actualidad en ruinas (conservados, pero en ruinas), de modo que hoy en día no se les da ningún uso, aunque el Charles Fort tuvo una guarnición de soldados durante la Primera Guerra Mundial y fue utilizado durante la Guerra Civil Irlandesa de 1922-23. Que estén en ruinas no les quita atractivo, ya que al estar todo rodeado de hierba tan verde, el contraste queda muy idílico (no como el Castillo de Montearagón, que estará bien pero es todo un secarral).

Como tantas otras fortalezas en forma de estrella, las fotos más espectaculares son desde el aire, así que además de la siguiente foto tomada por nosotros desde uno de los muros, me veo obligado a colgar una aérea (tomada de esta web).

Estaba escribiendo un esbozo histórico sobre la Batalla de Kinsale, el Charles Fort y Vauban, pero me estaba pareciendo tan apasionante que he escrito más de la cuenta así que publicaré otro artículo sobre esos temas. Ahora lo más que os puedo pedir es que os conformeis con algunas fotos más.

En la primera se puede ver un plano del fuerte, que estaba en el suelo en la entrada y me hizo gracia. Desafortunadamente, justo en ese momento había un sol como nunca ha habido en Irlanda, de modo que me tuve que poner de espaldas al mismo y mi sombra molesta (y queda superartística, osea). La segunda es lo que se ve desde una de las ventanas de una pequeña caseta de guardia en una de las almenas de la fortaleza. Y la tercera es una foto paseando por dentro.

Como punto final de una genial excursión, y para que se notara que viajábamos con italianos, terminamos cenando pasta a la boscaiola en casa de uno de ellos. De eso ya no tengo fotos, pero puedo afirmar que estaban excelentes.

[Salvo la foto aérea de Charles Fort, el resto están hechas por mí o mis compañeros de viaje]

Erasmus a Cork (Irlanda)

Qué mejor día que hoy, San Patricio, para escribir esto.

La semana pasada se adjudicaron las plazas del CPS para el Erasmus del curso 2010/11. Finalmente me ha tocado Cork, al sur de Irlanda. Creo que habría preferido Gran Bretaña, pero sólo había un par de plazas y se las quedó gente con mejores notas que yo. De todas formas estoy bastante contento porque quería un país en el que se hablase inglés de forma habitual y no cuando comienzas tú la conversación en inglés.

Cork es la segunda ciudad más importante de irlanda con casi 200 000 habitantes, la cuarta parte de los cuales son estudiantes. Por lo que cuenta la Wikipedia, si ya de por sí los Irlandeses tienen un acento distinto respecto al resto de ingleses, en Cork tienen un acento distinto al resto de Irlanda. Mucho más cerrado y con su propio “argot”. Como cuando los de Huesca os decimos tajador, pozal, reglote, barzas o “de propio“. De hecho, afirman que incluso hay un acento distinto en cada margen del río que atraviesa la ciudad.

Irlanda era un país sumido en la miseria hasta que en los 90 y los 2000 despegó económicamente a la par que innumerables multinacionales (especialmente tecnológicas) establecieron sedes en el país, con lo que poco antes de la crisis llegó a tener uno de los mayores PIB per cápita del mundo. Sin embargo, las crisis devuelven a cada país a donde le corresponde y ahora los tenemos como compañeros con Grecia en la lista de los países más afectados y con menos perspectivas de superar la crisis a la par que nuestros vecinos europeos.

A todo esto, Cork es una ciudad costera del sur de Irlanda, lo que le sitúa en una posición privilegiada como puerto comercial, por lo que industrialmente es una ciudad muy importante. Ahí está la sede europea de Apple y de Heineken. Además, tiene sedes de Motorola, Amazon y EMC. Está claro que trabajo de informático no puede faltar.

Hoy tendré que echarme una Guinness (o más teniendo en cuenta el día que es) para ir acostumbrándome a las stout, que muy rara vez pido cerveza negra y creo que ahí será el menú del día. A ver si vuelvo a casa con uno de esos gorros que suelen regalar días como hoy.

Si ya llevo pocas entradas este mes, en lo que queda dudo que pueda escribir mucho más. No sólo este cuatrimestre llevo prácticas más complicadas que otras veces, sino que tengo que entregarlas de forma más constante y con menos tiempo entre una y otra que en otras ocasiones. Para terminar, a final de este mes tenemos que hacer la entrega del proyecto en el que estoy metido en mi trabajo, con lo que los últimos días siempre hay que dedicarle más horas y hay más estrés.