Videos - Tienda de ultramarinos
logo Tienda de Ultramarinos
Categorías Videos

Los duelos de Leone

Hacía muchos años que había visto los clásicos del Oeste de Sergio Leone y como apenas los recordaba, estos días he decidido darles un repaso.

Me refiero, cómo no, a la Trilogía del Dólar con la que consiguió que se respetase al Spaguetti Western y popularizó el concepto del Hombre Sin Nombre (de hecho en USA se le conoce como The Man with No Name Trilogy), oscuro personaje nuevo en la ciudad, del que nada se sabe, con su propia ley, su propia moral, mercenario sin más amo que el dinero, a veces un forajido al margen de la justicia, a veces buscando venganza.

Leone tras una cámara

Hay que reconocer que este tipo de personaje lo había llevado antes a la gran pantalla Akira Kurosawa con Yojimbo, que a su vez se inspiró en la novela Red Harvest (Cosecha Roja) de Dashiell Hammett. En realidad, más que tomar el personaje, el guión de Por un puñado de dólares (1964) simplemente traslada la acción de Yojimbo (1961) de Japón al lejano Oeste. Las situaciones, diálogos y escenas (como salvando a la chica, prepara tres ataúdes —creo que este video ya no funciona por copyright—) están completamente calcados en el film de Leone, motivo por el cual tuvo problemas legales para estrenar la película, ya que no daba crédito a la obra de Kurosawa. Encontré un genial análisis en el que explican esquemáticamente las relaciones entre ambas películas y El último hombre (Last Man Standing) de 1996 con Bruce Willis, que es un remake de Yojimbo situando la acción en la actualidad y que pasó sin pena ni gloria. Pero mientras Leone supo sacar partido al hombre sin nombre, creando dos secuelas de merecida fama (una de ellas uno de los más épicos westerns), Kurosawa no consiguió el mismo éxito con su secuela Sanjuro.

Al hablar de los clásicos de Leone, por supuesto, también me estaba refiriendo a la monumental Once upon a time in the west (1968), traducida al español en un alarde de originalidad e inspiración como Hasta que llegó su hora, obra maestra del western a pesar de cargarse todos los clichés del género; como hacer que Henry Fonda, con su impecable historial de El Bueno de las películas, interpretase a un sanguinario asesino carente de moral. El film contiene una cantidad asombrosa de referencias a otras películas del género, trastocando casi siempre el sentido original. Cuenta Leone que cuando llegó a América estaba cansado del western y quería grabar una película de gangsters, pero no sólo no había productores interesados entonces, sino que casi le obligaron a grabar una de vaqueros. Un buen artículo sobre Once Upon a Time in the West (en inglés).

Una característica muy notable en todas estas películas es que la banda sonora, a cargo del inigualable Ennio Morricone, se componía —con la colaboración del propio Leone— y grababa antes de iniciar el rodaje con la intención de utilizarla de fondo mientras los actores hacían su papel, gracias a lo cual se logra esa sincronicidad tan perfecta que hace que película y música se conciban como un todo inseparable.

Así, sin más dilación, pongo como homenaje los duelos más característicos de las películas que rodó Sergio Leone.

A fistful of dollars (1964) — Por un puñado de dólares.
En este caso la música suena mientras Eastwood entra en escena, y el duelo propiamente dicho ocurre a continuación, por lo que no aparece en este video. Así que como extra, dejo la escena de “A mi caballo no le gusta que bromeen“.

For a few dollars more (1965) — La muerte tenía un precio
El duelo final de la película, precedido por la interminable melodía del reloj de bolsillo de El Indio y de El Coronel. El video del duelo hay que verlo directamente en la página de Youtube, así que en su lugar cuelgo a una orquesta interpretando el tema con el video de fondo.

The Good, the Bad and the Ugly ( 1966) — El Bueno, el Feo y el Malo.
Monumental. Puedo ver (o escuchar) esta escena cientos de veces sin cansarme. Además está en alta calidad.

Once upon a time in the west (1968) — Hasta que llegó su hora.
La música que acompaña los ocho minutos de la intensa “danza de la muerte” que precede al duelo final y mientras nos desvelan, por fin, la conexión entre Frank y Harmonica, resulta de la unión del leitmotiv de ambos personajes.

Hablando de la magistral banda sonora de esta película no podemos dejar de mencionar el melancólico tema de Jill, capaz de transmitir la esperanza e ilusión por empezar una nueva vida. Casi veinte años más tarde, Morricone y Leone volverían a utilizar un tema muy similar como leitmotiv de Deborah, la hermana de Fat Moe en Once upon a time in the West (1984). El más alegre y sobrio tema de Cheyenne contrasta con todos los demás de la película.

Uno de los comentarios más votados en ese último video dice, traducido al español, algo así como:

Leone cogió a un “buen tipo” como Fonda y lo grabó matando a un niño… Esto es poder… El poder de destrozar todo los cliches de Hollywood.
Independientemente de tu opinión sobre Leone o los westerns de Hollywood, el hecho es que después de Leone se cambiaron las reglas del western americano. Él tuvo el poder de hacerlo. ¿Puedes imaginar qué tipo de victoria es esto para alguien que empezó grabando películas en el sur de Italia y España? La gente siempre recordará a Fonda como Frank, a Cleef como Sentencia, a Wallach como Tuco, etc. Eso es Leone.

Tyson, Dennet y Dawkins sobre la fe

A raíz de un video publicado en Amazings en el que el astrofísico Neil deGrasse Tyson argumenta contra los OVNIS (muy bueno y ameno), he descubierto a este magnífico divulgador en los videos relacionados de Youtube desmonando otras ideas igual de peregrinas, o debatiendo sobre temas muy interesantes; así que me gustaría compartir algunos videos, tanto suyos como de otros pensadores.

En el primero, el mismo Neil explica por qué ni nosotros ni la vida son cosas tan especiales en el universo, y que lo más probable es que haya surgido también en otros lugares en la inmensidad del cosmos.

Si ordenamos por orden de abundancia los elementos que forman nuestro cuerpo, podremos ver que es el mismo orden que los que componen todo el universo. Y si hubiéramos estado hechos de algún extraño isótopo de bismuto tendríamos argumentos para decir “Eh, somos especiales” pero nuestra química se basa en el carbono, que es el elemento químico más activo de toda la tabla periódica. Si buscaras elemento en el que basar algo complejo como la vida la harías con carbono, que además es el cuarto elemento más abundante del universo.

A continuación, el filósofo Daniel Dennett explica por qué le preocupal a religión, ya que no te permite razonar. Si algo está mal, lo está porque Dios lo dice, porque un libro lo dice, y no se cuestionan. Señala que la sociedad debería debatir sobre moralidad, pero los religiosos evitar usar “la carta de la fe”. Quizás tú tengas línea directa con Dios, pero debes razonarnos por qué tu moral es la correcta, y si efectivamente lo es porque tienes a Dios de tu lado, deberías ser capaz de hacerlo sin apelar a la fe.

Dan Dennett también tiene una interesante TED Talk sobre el peligro de los memes: cuando una persona está dispuesta a sacrificar su vida (y las de los demás) por una idea; una idea que puede ser la libertad, o popularizar tu religión. De Neil deGrasse Tyson también deberíais ver por qué el mundo no se acabará en 2012 y Ciencia y Dios, especialmente el primero.

Pasemos a Richard Dawkins —internet está plagado de sus intervenciones— en un video en el que nos explica qué le ofende de las religiones y qué las hace peligrosas, que finaliza con este alegato:

El punto es que existe un camino lógico que lleva de la religión a cometer atrocidades. Es perfectamente lógico. Si crees que tu religión es la correcta, que tu dios es el único dios y si crees que dios te ha ordenado —por medio de un sacerdote o un libro sagrado— matar a alguien, hacer explotar a alguien, estrellar un avión contra un rascacielos: entonces estás haciendo un acto justo, eres una buena persona, estás siguiendo tu moral religiosa. Ese camino lógico que lleve del ateismo o laicismo a esas atrocidades no existe. Simplemente no se puede seguir.

En el otro frente, tenemos una “entrevista” de un tal Bill O’Reilly, que de entrevista no tiene nada. Son cuatro minutos del presentador diciéndole que está equivocado y no permitiéndole responder. Alucinante. Otras dos breves intervenciones en las que Dawkins puede contestar que también son interesantes son respondiendo a la pregunta ¿Y qué si ud. se equivoca? y el final de una entrevista por William Crawley que termina con:

En cualquier caso, por qué supones que dios valora las creencias? “Quizás no creí en ti, pero fui un buen hombre, honesto, amable” ¿No es eso más importante que las creencias? ¿Qué tienen de especial las creencias?

En la línea entre el humor y la realidad, en la televisión norteamericana se celebró un debate hace unos años convocado por dos cristianos que afirmaron poder demostrar la existencia de Dios sin apelar a la biblia (como la petición de Dennett), así que se buscó a dos ateos para debatir con ellos sobre el tema, a los que no les fue nada difícil rebatirles.

Esos dos cristianos son Ray Comfort y Kirk Cameron, los cuales tienen un video en internet que me hace dudar por completo de su seriedad. Lo había visto hace unos años y pensé que era una parodia sobre creacionistas, pero sabiendo lo del debate y leyendo la información en la Wikipedia…

Y ahora que hemos pasado a la sección de humor, pondré dos videos de The Atheist Experience, un programa semanal en el que dos ateos contestan llamadas de los telespectadores “debatiendo” sobre dios.

Cork Jazz Festival

Este fin de semana ha sido el Cork Jazz Festival. Todos los años suele caer por estas fechas, a finales de octubre, así que si alguna vez estás en Irlanda y te gusta el jazz, no puedes perdértelo, pues es el festival de este tipo de música más importante del país.

Además de la veintena de músicos realmente famosos (Herbie Hancock , Maceo Parker, Yann Tiersen…) por los que hay que pagar, un buen montón de pubs traen grupos menos conocidos, resultando en alrededor de 80 actuaciones gratuitas durante todo el fin de semana; de tres de la tarde a dos de la mañana.

Ante tanta oferta es bastante difícil seleccionar qué ver cada día, pues muchísimos conciertos se solapan, pero afortunadamente algunos de ellos repetían distinto día u hora, lo cual facilita mucho las cosas si tienes verdadero interés en alguno. Muchas de las actuaciones gratuitas, además de una breve descripción sobre el grupo, iban acompañadas de una muestra en youtube o el myspace; de modo que cada día antes de salir me dedicaba a seleccionar dónde merecería la pena dejarse caer.

El jueves queríamos ver The Riptide Movement a las 20 horas, pero por algún motivo no tocaron, y como The Queen Experience tocaban en el mismo pub, nos quedamos haciendo tiempo para el grupo que más me intersaba esa noche, Skazz (myspace). Su estilo es muy similar a The Skatalites, y los disfruté de principio a fin.

El viernes nos encontramos de rebote a Pete Molinari & Band; teníamos otros grupos en mente, pero fue una grata sorpresa. Sonaba bastante animado, aunque las lentas también fueron buenas.

Nada más terminar, en el bar de al lado empezaban iFunk, una banda local que además de tocar sus propias canciones, versionaron varios éxitos musicales con un toque funky genial. Lástima que el único video que tienen colgado en internet es esta “promo”.

El sábado empezamos antes, pues a las tres de la tarde tocaban The Swingin’ Bluecats y yo tenía muchas ganas de verlos (myspace). Me recuerdan a The Brian Setzer Orchestra, pues son otra banda de swing revival. Son otro de los grupos que disfruté al máximo; y me encantaron sobre todo las versiones de Minnie the Moocher de Cab Calloway (con todo el público coreando el hi-de-hi-de-hi-di-hi) y I Wan’na Be Like You (The Monkey Song) de El Libro de la Selva.

Más tarde ese día les tocó el turno a DIT Big Band, que con alrededor de 20 miembros dieron un gran concierto.

A Beat and blow les tocó cerrar la noche del sábado con su potentísimo directo. Su nombre lo dice todo: seis vientos metal y dos tambores (más la cantante). Enorme banda.

Durante el domingo estuve descansando pues era el día fuerte: Maceo Parker. Ya lo había visto el año pasado en Pirineos Sur, pero es que es muy, muy grande y merecía la pena repetir. El concierto fue genial, como era de esperar, y el guitarrista se marcó un solo histórico. Eché en falta uno del bajo.

Los teloneros fueron Creamy Goodness, una banda irlandesa a la que no conocía de nada pero a los que disfruté igualmente. A destacar, para la tercera o cuarta canción pidieron al público que se apartara de las primeras filas, haciendo un gran círculo y saliendo a bailar breakdance un par de bailarines profesionales. Lo mejor fue que un chaval del público se animó y se puso a bailar también con ellos; y era claramente un espontáneo.

Ayer lunes cerramos el festival con Natty Wailer & The Reggae Vibes, un grupo reggae con algunas canciones bastante animadas y un cantante de lo más feliz y gracioso. Se supone que el tal Natty fue un Wailer durante nueve años, pero hay gente que lo pone en duda. Venía sin el coro del siguiente vídeo, pero es de lo que más me ha gustado por youtube.

Después tocaban The Naildrivers, pero ya se empezaba a hacer tarde (hoy por la mañana teníamos clase) así que sólo nos quedamos a las primeras canciones. Una lástima, porque sus versiones de canciones de finales de los 70 a ritmo de ska sonaban genial.

Sumándolos todos hacen un total de diez conciertos este fin de semana, muchos de los cuales para repetir. Sobredosis musical.

Reconocimiento de voz

Puf, qué dejado tenía esto. Llevo casi un mes sin escribir nada. Entre prácticas de clase que se me van acumulando, y lo que tengo que ir haciendo del trabajo, apenas tengo tiempo de nada. No sólo para escribir por aquí, sino de leer por otras partes, con lo que tampoco tengo demasiado que contar. Pero vamos al tema.

El reconocimiento de voz es un campo de investigación de la informática y la IA que parece estar avanzando a pasos agigantados. Hace años que venden la moto de programas de texto a los que en lugar de teclear, dictas; o sistemas que ejecutan acciones ordenadas verbalmente en lugar de a golpe de ratón. Incluso una extraña combinación de ambas con el resultado de docenas de videos graciosos por internet. (vale que todos los enlaces son del Vista, pero ya hace tiempo que había visto cosas así).

El caso es que este último mes he podido ver dos ejemplos que muestran lo adelantado que está esté tema en la actualidad. A finales de octubre descubría en Microsiervos la aplicación Jibbigo, un programa (por ahora para el iPhone) que traduce inglés-español en tiempo real. Bueno, siendo exactos no es tiempo real como haría un traductor profesional traduciendo al paso, sino que dices una frase y haces que la traduzca al instante. Vale más un video que 24 000 por (duración en segudos del video) palabras.

Me parece sencillamente increible. Como bien dicen los Microsiervos inspirados en el Autoestopista Galáctico, imaginad dentro de unos años cuando esto funcione para cualquier idioma y pueda llevarse en la oreja como unos auriculares o un aparato auditivo de los que lleva la gente con sordera. Las posibilidades de comunicarse con cualquier otro ser humano de la tierra se amplian hasta el infinito.

Por otro lado, esta semana Google ha presentado en Youtube un sistema en el que está trabajando para añadir subtítulos de forma automática a los videos. Supongo que esto ha sido la evolución lógica de otra herramienta que sacaron el año pasado, Google Audio Indexing, que convertía a texto los diálogos de los videos para poder buscar en ellos según el contenido.

Aquí puede verse cómo el desarrollo de una herramienta con fines puramente comerciales y necesarios para Google, se ha utilizado para crear una aplicación 100% para el usuario. Estos fines que nombro son por un lado el ofrecer una búsqueda apropiada de videos por el contenido y no sólo por su nombre o descripción, y el conseguir que la publicidad dentro de los videos sea más acorde con el contenido de los mismos.

Pero ahora, un ingeniero sordo de la compañía pensó: ya tenemos el sonido convertido a texto ¿Por qué no permitir mostrarlo a los usuarios? Ya hace tiempo que se permitía que al subir el vídeo se acompañase de un fichero con subtítulos, pero es un mínimo porcentaje de videos los que los llevan, supongo que por lo tedioso del asunto (un archivo de subtítulos no es sólo texto, sino que cada frase ha de acompañarse con el segundo en el que debe aparecer y desaparecer). De todas formas, también han facilitado esta tarea, pues a la vez que presentaban el “Automatic Caption” han lanzado el “Automatic timing”, que permite subir subtítulos sin definir los segundos, y su propia tecnología analiza el video y el texto y decide automáticamente cómo sincronizarlo.

Por supuesto, esto no acaba aquí. Todo esto de los subtítulos y el indexado por ahora lo tienen restringido a ciertos canales y, obviamente, sólo en inglés. Pero una vez la herramienta funcione suficientemente bien, estará disponible para cualquier video y, en un principio, podrán hacer uso de su traductor (video demostración) para subtitular videos en inglés a cualquier idioma. Esto a corto plazo, claro, tendremos que esperar más para que funcione en todas direcciones.

Pascalina

maq_pascaline

La Pascalina es una de las primeras calculadoras mecánicas, que funcionaba a base de ruedas y engranes. Fue inventada por Blaise Pascal en 1645, tras tres años de trabajo sobre la misma
[…]
La Pascalina conoció un período de gloria en los años 1960, debido a que se usó de forma interna en la compañía IBM. Por aquellos tiempos era el único dispositivo que permitía efectuar muy rápidamente cálculos en numeración hexadecimal, lo que era necesario para la depuración de los programas.

El texto es de la Wikipedia, pero el detalle lo descubrí en Historias de la Ciencia.

Qué paradójico resulta que en IBM se recurriese a primitivas calculadoras mećanicas de más de 300 años para comprobar operaciones que se ejecutaban en sus propios y modernos ordenadores. ¿Dónde estaríamos ahora si las operaciones matemáticas continuaran ejecutánsose con esa lentitud?

Spamalot – Barcelona

Hace como un mes me enteré de que estaban haciendo el musical Spamalot en Barcelona, así que empecé a buscar amigos con los que acudir. Conseguí engañar a cinco, y finalmente se apuntaron tres más allá.

Spamalot Yo

Spamalot es un musical inspirado en la genial película Los Caballeros de la Mesa Cuadrada, de los Monty Python, y en su versión original está dirigido por ellos mismos. España ha sido el primer país en el que se ha hecho una versión no en inglés, y los encargados de la dirección española han sido nada menos que El Tricicle. Ambos grupos me parecen unos gigantes del humor, así que la combinación me pareció maravillosa y supe que me encantaría. No me equivoqué.

He de reconocer que en más de una ocasión antes de ir tuve miedo porque pudiese ser demasiado noño, muy musical, con muchas cancioncitas y tal, pero pocas risas, y que me defraudaría; pero todo lo contrario. Han respetado muchísimos gags de la película, con diálogos similares; no eran exactos, pero sí muy parecidos, manteniendo algunas frases imposibles de cambiar. Y luego, en las propias canciones también hacían coñas, por lo que en conjunto te ríes mucho durante toda la obra.

En todas las canciones se flipan horrores, incluyendo infinidad de cosas que nada tienen que ver con la película, pero era inevitable y, a fin de cuentas, no pretendes volver a ver la película, y sabes que va a ser algo distinto.

Los artistas lo hacen todos genial, y la Dama del Lago, que al principio no entiendes cómo sale tanto, al cabo de un rato te das cuenta del registro que tiene, y es obvio que la exploten. De hecho, debía de ser la actriz principal del reparto puesto que Marta Ribera es la única de los protagonistas con experiencia previa en los músicales y cuenta con una larga trayectoria en canto y danza. ¿En los musicales también se dice actriz? ¿O se dice cantante? Pero también baila, no es sólo cantante. ¡Vaya dilema!

Entre el resto del elenco también destaca Edu Soto, que no cantaba ni bailaba demasiado, pero que cada vez que abre la boca es para hacer reir al público. Inmejorable su papel del padre de Herbert.

En resumidas cuentas, una experiencia genial que recomiendo a cualquiera que le gusten, aunque sólo sea un poco, los Monty Python. Los musicales ya son de por sí algo espectacular y digno de ver, y uno en el que encima te ríes durante toda la duración, es genial. Creo que ésta va a ser la última semana que lo ejecuten en Barcelona, pero quizás sigan en Madrid o alguna otra ciudad. En ese caso, no perdais la oportunidad si no habéis podido verlo.

Estereotipo de la media

Grandísimo video que acaban de pasarme, al parecer, visto aquí. Lleva subido a Youtube más de dos años, pero no lo conocía y me ha encantado.

Songs around the world: Stand by me

Hace cuatro días Maybellene publicó en su blog la versión de la canción Stand by me que recientemente se ha grabado por todo el mundo interpretada por artistas callejeros.

Para empezar aunque pueda soprenderos, y pese a lo famosísima que me he enterado luego que es la canción, no la conocía, pero me ha encantado. He buscado por Youtube para escuchar la original de Ben E. King, pero prefiero la versionada que a mi (nulo) juicio queda fantástica.

La canción ha sido grabada por Playing for change, que por lo poco que he podido ver es una agrupación de artistas unir el mundo mediante la música. Stand by me no ha sido la única grabación de lo que han llamado Song around the world, pues también han publicado One love y Don’t Worry. Merece la pena escucharlas también. Parece ser que además han realizado una película al respecto, supongo que con el cómo se hizo y cosas así.

En al menos una de estas canciones aparece Manu Chao, así que realmente no todos los músicos que salen son artistas callejeros.

Visitando la web, en la sección The Journey dan una breve reseña de todos los artistas grabados, junto a algunas fotografías. No enlazo porque es un flash y no se puede, pero se deja ver. En algunos especifican claramente que tocan en la calle, pero tampoco son muy explícitos ni he leído demasiados.

En la sección The media, aparecen también tres canciones más, imagino que también grabadas por ellos mismos, pero son de gente individual, y no montajes a partir de diversos músicos. Me llama la atención que no esté One Love y sí las otras dos.

A propósito de Stand by me, echando un vistazo a las versiones que hay por Youtube, me ha gustado una del propio Ben E. King con Juke en el Montreux Jazz Festival de 1986. También una del coro Boys don’t sing dirigidos por Gareth Malone nada menos que en el Royal Albert Hall, aunque realmente es un medley de Stand by me y Beautiful Girl.