yo - Tienda de ultramarinos
logo Tienda de Ultramarinos
Etiquetas: yo

Ininite Scroll + Automatic Text Expander

Dos de los detalles en los que más me he esforzado y que más me gustan del nuevo diseño son que tenga scroll infinito, de modo que no hace falta clicar en página atrás para ver viejos posts (tanto en la página principal como en categorías), y que las entradas aparezcan contraídas con posibilidad de extenderse en el mismo lugar.

Activar el scroll infinito es muy fácil en WordPress utilizando el plugin Infinite Scroll, que funciona perfectamente y es sencillísimo de configurar. Únicamente hay que decirle bajo qué clases CSS están los posts y el link de navegación atrás. Nada más.

Por otro lado, para facilitar las cosas decidí que mostrar unos pocos párrafos sería lo ideal. Busqué y busqué, pero no fui capaz de encontrar nada que cortase los artículos con posibilidad de expandirlos. Creo que la única alternativa ahora mismo en WordPress es mandar que aprezca un extracto (the_excerpt()) en lugar de todo el contenido (the_content()), con el cuál eliges un número de caracteres que quieres que se muestren.

La función propia de wordpress parece ser bastante probre y hay muchos plugins mejorándola, evitando que corte palabras enteras, que corte etiquetas HTML, etc. Pero nada de esto hacía lo que yo quería, pues obliga al lector a abrir el post y cargar otra página (de lo cual algunos estarán encantadísimos porque les suma visitas; pero mi intención es que me lean, no hacerme pajas con las estadísticas de páginas visitadas).

De ese modo, terminé por bajarme Text Expander, un plugin que permite contraer ciertas partes de un post simplemente escribiendo entre corchetes EXPAND y /EXPAND rodeando al texto a ocultar. Parecía la solución… pero hubiera supuesto añadir a mano en cada una de todas las entradas del blog esas etiquetas, lo cual es una tarea titanica. Además de que si algún día decido cambiarlo supondría un esfuerzo equivalente.

Por eso terminé por empezar a cacharrear con el código del plugin para hacerme algo a la medida. Ahora, para cada entrada que se carga se cuentan los párrafos que tiene, y si son más de cinco, le digo que me añade el EXPAND entre el segundo y el tercero. En realidad no sólo tiene en cuenta párrafos, sino también listas, citas e imágenes. Parecía sencillo, pero la cosa se empezó a complicar cuando me di cuenta de que había que tener mucho cuidado con los párrafos dentro de un blockquote, o las sublistas dentro de listas (ul); de lo contrario, al perderse las etiquetas de cierre, se desestructuraba todo el blog. Creo que finalmente he sido capaz de solucionarlo, pero como puede haber alguna combinación que no haya tenido en cuenta os pediré que si en algún momento descubrís algún error me lo comuniquéis.

Otro problema que me costó identificar fue que las nuevas entradas obtenidas al deslizar la página hasta el final se cargaban expandidas, de modo que pensaba que no estaba aplicandose la conversión allí. Al final me di cuenta de que la contracción se aplicaba al cargar la página con una línea de Javascript, pero esto no funciona con las nuevas al estar ya “cerrada” la web. Afortunadamente Infinite Scroll incluye un apartado en su configuración que permite al usuario añadir código Javascript que se invoque una vez el nuevo contenido se carga, de modo que con tres o cuatro líneas solucioné el problema.

Creo que es algo bastante útil y que quizás más gente necesite algo así, de modo que he pensado que quizás podría darle un retoque y publicarlo como plug-in; aunque nunca lo he hecho así que no tengo ni idea de si es un proceso sencillo. ¿Alguien tiene experiencia en plugins de WordPress y puede darme un consejo?

Por cierto, pensé que sería interesante dejar la primera entrada de la página principal directamente extendida, pues al ser la última publicada será más probable que la gente entre a leer esa. ¿Os gusta así o la preferís contraída como el resto?

Mi efecto Doppler

Soy un impaciente, poco después de publicar el gif cuántico, tomé la foto que tenía con el busto de Christian Doppler y, a golpe de varita, extraje mi imagen.

Hoy, a base de pegar, reducir tamaño, pegar, reducir… he hecho este montajillo. Una vez terminado no me ha convencido que uno de los brazos salga cortado, así que las imágenes las he ido poniendo en diferentes capas cada una debajo de la anterior.

Sinceramente no sé cuál prefiero, así que publico ambas:

Efecto doppler 1

Efecto

Esto ha sido todo lo que se me ha ocurrido para representar el efecto Doppler con esa fotografía. Supongo que la verdadera frikada habría sido ir dando un tono cada vez más azulado a mi persona, pero eso se me acaba de ocurrir y podría haberme quedado demasiado chapucero. Si alguien tiene alguna idea mejor, soy todo oídos.

Y ya que estos días estoy con la tontería de los gifs, y para aprovechar una segunda foto que no había necesitado para esto, he preparado otro. Hay que suponer en todo momento que corro en dirección al observador, claro.

doppler-peq

doppler2-peq

Schrödinger’s Ender

Me hubiera gustado que mi siguiente entrada hablase sobre mi reciente viaje a Viena y Budapest donde me lo he pasado en grande, pero no he podido conseguir las fotografías hasta hace nada, y seleccionar cuáles subir y qué contar va a llevarme más de lo que esperaba, así que para ir abriendo boca pondré este gif.

Entramos en una universidad vienesa cuyo patio interior además de estar lleno de estudiantes aprovechando unos miserables rayos de sol, tenía ingentes cantidades de bustos de científicos famosos a los que yo no conocía en absoluto (pero cuyos nombres sonaban a cosas de medicina y química) hasta que nos encontramos con el busto del amigo Erwin Schrödinger, con el que no pude evitar hacerme estas dos fotografías.

Ender está vivo y muerto hasta que visitas Tienda de Ultramarinos

Si no lo entiendes deberías leer sobre un clásico de las paradojas de la física, fruto de aquellos maravillosos años de discusiones sobre la matería a principio de siglo. La que me hice con Christian Dopler tendrá que esperar a que le dedique un rato al photoshop o engañe a alguien que se maneje.

Erasmus a Cork (Irlanda)

Qué mejor día que hoy, San Patricio, para escribir esto.

La semana pasada se adjudicaron las plazas del CPS para el Erasmus del curso 2010/11. Finalmente me ha tocado Cork, al sur de Irlanda. Creo que habría preferido Gran Bretaña, pero sólo había un par de plazas y se las quedó gente con mejores notas que yo. De todas formas estoy bastante contento porque quería un país en el que se hablase inglés de forma habitual y no cuando comienzas tú la conversación en inglés.

Cork es la segunda ciudad más importante de irlanda con casi 200 000 habitantes, la cuarta parte de los cuales son estudiantes. Por lo que cuenta la Wikipedia, si ya de por sí los Irlandeses tienen un acento distinto respecto al resto de ingleses, en Cork tienen un acento distinto al resto de Irlanda. Mucho más cerrado y con su propio “argot”. Como cuando los de Huesca os decimos tajador, pozal, reglote, barzas o “de propio“. De hecho, afirman que incluso hay un acento distinto en cada margen del río que atraviesa la ciudad.

Irlanda era un país sumido en la miseria hasta que en los 90 y los 2000 despegó económicamente a la par que innumerables multinacionales (especialmente tecnológicas) establecieron sedes en el país, con lo que poco antes de la crisis llegó a tener uno de los mayores PIB per cápita del mundo. Sin embargo, las crisis devuelven a cada país a donde le corresponde y ahora los tenemos como compañeros con Grecia en la lista de los países más afectados y con menos perspectivas de superar la crisis a la par que nuestros vecinos europeos.

A todo esto, Cork es una ciudad costera del sur de Irlanda, lo que le sitúa en una posición privilegiada como puerto comercial, por lo que industrialmente es una ciudad muy importante. Ahí está la sede europea de Apple y de Heineken. Además, tiene sedes de Motorola, Amazon y EMC. Está claro que trabajo de informático no puede faltar.

Hoy tendré que echarme una Guinness (o más teniendo en cuenta el día que es) para ir acostumbrándome a las stout, que muy rara vez pido cerveza negra y creo que ahí será el menú del día. A ver si vuelvo a casa con uno de esos gorros que suelen regalar días como hoy.

Si ya llevo pocas entradas este mes, en lo que queda dudo que pueda escribir mucho más. No sólo este cuatrimestre llevo prácticas más complicadas que otras veces, sino que tengo que entregarlas de forma más constante y con menos tiempo entre una y otra que en otras ocasiones. Para terminar, a final de este mes tenemos que hacer la entrega del proyecto en el que estoy metido en mi trabajo, con lo que los últimos días siempre hay que dedicarle más horas y hay más estrés.

La mentira de las solicitudes online

Este último mes he estado echando solicitudes en la universidad para algunas cosas y mucha contraseña administrativa, muchas páginas con sesiones y usuarios, mucho sociedad 2.0 y mucho ahorro de papel, pero una vez terminas has de imprimir el “resguardo” y llevarlo a secretaría o a donde haga falta.

Que ya va siendo hora de que sirva con rellenar el formulario online y no tener que desplazarse para entregar un triste papel que nadie leerá.

Y mientras tanto el DNIe en la cartera y el lector cogiendo polvo en una estantería. Igual hace seis meses que tengo el lector y ni me he molestado en sacarlo de la caja y volverme loco para conseguir que funcione (que esa es otra). Bien se vale que lo enviaban gratis, porque esto tiene pintas de que va a ser como el Teletrebol o el video Beta.

Pistachos

Motivos por los que no querrías comer pistachos conmigo:

— Me encantan. Me los como tremendamente rápido, comerías mucha menos cantidad que yo.

— Cuando me salen completamente cerrados no me esfuerzo por abrirlos como mucha otra gente; vuelvo a meterlos en la bolsa.

Huesca y el SPAM

Y dale perico al torno.

Si en mayo bloqué un comentario de la asociación Osce Bella porque lo consideré spam, para ser coherente hoy debo hacer lo mismo con los muchachos de Bejopa. Aquella vez se generó un interesante debate entre lectores y otros blogueros sobre si era o no spam.

Esta vez han puesto un comentario sobre una entrevista a Joaquín Sorribas en el post sobre mi recogida de Arañones.

Por supuesto sigue la tónica habitual y en Uno de Huesca ha caído en un post sobre Pilares, en Salto al Vacío en uno sobre el Barón de la Birra, Huesca es verde uno sobre Jaca 2022 (bueno, aceptamos barco), en Hombre Revenido en un post sobre números primos… y la lista sigue. El único que se salva (y obviamente de pura casualidad) es Desde el Salto de Roldán, cuyo último artículo es sobre el Huesca Numancia.

En fin, mi opinión y actidud al respecto ya las dejé bastante claras en “>la anterior ocasión, así que no me repetiré.

Creo que tendré que crear la categoría Mala educación.

Trabajar+Estudiar=No postear

Ya hace dos semanas de mi último post, justo dos días antes de empezar a trabajar. La empresa con la que estuve haciendo prácticas en verano me llamó recientemente para un trabajillo de aproximadamente un mes.

No sería tan malo si no se me hubiese juntado esta semana con una entrega de prácticas —que como buen estudiante decidí dejar para última hora—, querer dejar al día otras prácticas que tenía a mitad, y tener que ir empezando la semana que viene un trabajo sobre el Paradigma Funcional para los siguientes días.

Además, con el horario que llevo salgo del curro y voy directo a clase, de modo que llego a casa tarde y cansado; y con el tiempo justo para terminar las cosas que tengo pendientes de la universidad. De ese modo, me parece que esto lo voy a tener bastante parado durante las próximas tres o cuatro semanas. Ojalá tenga tiempo para publicar algo durante esta temporada, pero lo dudo. Así que, hasta pronto.