universidad - Tienda de ultramarinos
logo Tienda de Ultramarinos
Etiquetas: universidad

La absurda convalidación de asignaturas en Erasmus

Como sabe todo el que se ha enfrentado a ello, cuando te vas a otra universidad a cursar parte de tus estudios tienes que enfrentarte a una cantidad de papeleo impresionante, escribiendo lo mismo cien veces distintas para veinte sitios diferentes, con ayuda mínima. Pero no es de esto de lo que quiero hablar.

Una de las cosas que hay que hacer, obviamente, es seleccionar las asignaturas que cursarás en la universidad de destino, las cuales deben ser aprobadas por el coordinador Erasmus de tu carrera para comprobar que no vas a estar haciendo trivialidades o cosas que ya hayas estudiado sobradamente.

Para ello, por cada asignatura en que te matriculas en la nueva universidad, tienes que seleccionar una equivalente en la tuya (o varias si no coincide el número de créditos). Esto me parece completamente necesario para las obligatorias y troncales, pues son conocimientos que se consideran totalmente necesarios para alguien que estudia esa carrera.

Lo que ya no tiene sentido alguno es tener que hacer esto mismo con las optativas, especialmente teniendo en cuenta que son una decisión totalmente arbitraria de cada facultad. Las asignaturas obligatorias seguramente serán muy similares en todo el mundo para la misma carrera, pues componen el tronco de conocimiento común que cualquiera dedicado a ello debería conocer. Pero las optativas pueden ser cosas totalmente dispares; por supuesto que habrá varias que coincidan en casi todas las universidades, pero quizás sean la mitad.

Las optativas no sólo dependen de la idea que los coordinadores de la carrera tengan de qué puede ser útil y qué no, sino que también están totalmente sujetas al campo de investigació o especialidades de los diferentes profesores del claustro.

Así, se dan cosas tan ridículas como que Functional and Logic Programming la estoy convalidando en Zaragoza por Técnicas avanzadas de programación que, no tienen absolutamente nada que ver.

O que al ser Computer Security del doble de créditos que su equivalente Criptografía y seguridad en comunicaciones, la estoy convalidando también por Diseño y evaluación de redes. Y Theory of computation se ha convertido en Modelos estocásticos en ingeniería. Lo mismo, vaya.

Y la gota que colma el vaso es que luego, a efectos prácticos —expediente, título, etc.—, las únicas asignaturas que contarán para mí serán las matriculadas en la Universidad de Zaragoza, obviando por completo todo lo que haya hecho en la UCC.

Erasmus a Cork (Irlanda)

Qué mejor día que hoy, San Patricio, para escribir esto.

La semana pasada se adjudicaron las plazas del CPS para el Erasmus del curso 2010/11. Finalmente me ha tocado Cork, al sur de Irlanda. Creo que habría preferido Gran Bretaña, pero sólo había un par de plazas y se las quedó gente con mejores notas que yo. De todas formas estoy bastante contento porque quería un país en el que se hablase inglés de forma habitual y no cuando comienzas tú la conversación en inglés.

Cork es la segunda ciudad más importante de irlanda con casi 200 000 habitantes, la cuarta parte de los cuales son estudiantes. Por lo que cuenta la Wikipedia, si ya de por sí los Irlandeses tienen un acento distinto respecto al resto de ingleses, en Cork tienen un acento distinto al resto de Irlanda. Mucho más cerrado y con su propio “argot”. Como cuando los de Huesca os decimos tajador, pozal, reglote, barzas o “de propio“. De hecho, afirman que incluso hay un acento distinto en cada margen del río que atraviesa la ciudad.

Irlanda era un país sumido en la miseria hasta que en los 90 y los 2000 despegó económicamente a la par que innumerables multinacionales (especialmente tecnológicas) establecieron sedes en el país, con lo que poco antes de la crisis llegó a tener uno de los mayores PIB per cápita del mundo. Sin embargo, las crisis devuelven a cada país a donde le corresponde y ahora los tenemos como compañeros con Grecia en la lista de los países más afectados y con menos perspectivas de superar la crisis a la par que nuestros vecinos europeos.

A todo esto, Cork es una ciudad costera del sur de Irlanda, lo que le sitúa en una posición privilegiada como puerto comercial, por lo que industrialmente es una ciudad muy importante. Ahí está la sede europea de Apple y de Heineken. Además, tiene sedes de Motorola, Amazon y EMC. Está claro que trabajo de informático no puede faltar.

Hoy tendré que echarme una Guinness (o más teniendo en cuenta el día que es) para ir acostumbrándome a las stout, que muy rara vez pido cerveza negra y creo que ahí será el menú del día. A ver si vuelvo a casa con uno de esos gorros que suelen regalar días como hoy.

Si ya llevo pocas entradas este mes, en lo que queda dudo que pueda escribir mucho más. No sólo este cuatrimestre llevo prácticas más complicadas que otras veces, sino que tengo que entregarlas de forma más constante y con menos tiempo entre una y otra que en otras ocasiones. Para terminar, a final de este mes tenemos que hacer la entrega del proyecto en el que estoy metido en mi trabajo, con lo que los últimos días siempre hay que dedicarle más horas y hay más estrés.

Jornadas R-Project finalizadas

ACTUALIZADO: Están disponibles en internet los videos de todas las charlas.


Como advertía hace un mes, la semana pasada se celebró la I Conferencia Hispana R-Project, unas jornadas que nacieron con la pretensión de reunir y afianzar el grupo de usuarios de R de la comunidad hispanoparlante, objetivos que creo han logrado.

No voy a hacer un resumen del programa, pues de eso ya se encargó Carlos Gil Bellosta hace un par de días con bastante precisión y todo lo que yo dijera sería redundante. De modo que me limito a citarlo (a modo de trabajo colaborativo, como bromeó Francesc Carmona en su blog).

Yo no utilizo habitualmente R, de hecho mi contacto con él se limitó a las prácticas de Estadística en la universidad y al desarrollo de mi PFC; al cual precisamente se debía mi presencia en estas jornadas, pues está hecho de tal forma que cualquiera puede ampliarlo con poco esfuerzo para que distribuya el código que necesite a través de una mini-red de computadores que se cree personalmente.

La verdad es que estaba bastante nervioso (¡nunca había hablado en un congreso!) y no sabía cómo iba a calar la aplicación entre los asistentes, pero parece ser que a algunos les pareció interesante y así me lo hicieron saber; lo cual no deja de ser reconfortante. Dejo enlace al pdf con mi presentación.

Debo decir, que pese a mi escasa relación con R-project, he disfrutado bastante de las charlas. Había gente de todas las áreas, tanto estadísticos puros salidos de matemáticas, como físicos, biólogos, informáticos… La inmensa mayoría pertenecían al ámbito universitario, pero también había una pequeña representación de gente venida de empresas.

El caso es que siempre hay conocimientos transversales, útiles para todos, y como informático también me ha resultado interesante desde el punto de vista de cómo se organiza una comunidad en torno al software libre.

Muchos hablaron de sus comienzos utilizando R, en los que se encontraban prácticamente solos en su entorno —robinsones como alguien definió muy acertadamente— aprendiendo poco a poco con lo que podían encontrar en internet —en inglés, claro— y sintiéndose los bichos raros de su comunidad. Más tarde llegó la lista de R-es y todo empezó a cambiar, hasta la semana pasada en la que empezaron a ponerse caras tras dos o tres años intercambiando mensajes y comenzaron a hablar de proyectos más serios para intercambiar material y conocimientos entre todos.

Casualmente esta tarde leyendo el libro Máquinas que piensan, de Pamela McCorduck he llegado al capítulo en el que relata de forma bastante detallada la que ahora se conoce como Conferencia de Dartmouth, que en 1956 sentó las bases de la investigación en Inteligencia Artificial durante las siguientes dos décadas, y que vertebró, en cierto modo, toda esta disciplina. Digo casualmente, porque esa reunión de miembros aislados de diversas áreas que fueron las jornadas de R, me ha recordado de alguna manera a lo que Pamela relata sobre aquel verano del 56 en el Darmouth College —salvando las distancias, claro—. Dice:

«[…] la Conferencia de Darmouth fue también una confluencia de diversas corrientes intelectuales del siglo XX. Ellos mismos provenían de otras corrientes, del trabajo de individuos aislados en los campos de las matemáticas, la estadística, la psicología, la ingeniería, la biología, la lingüística, y las emergentes disciplinas de la ciencia empresarial. Si algunos científicos no estuvieron presentes en la conferencia, su espíritu estuvo representado por su trabajo y algunas veces por sus colegas y alumnos.»

De algún modo, al leer estas líneas hoy en el autobús hacia la universidad, he sentido que acababa de participar en algo parecido.

I Conferencia R-Project Hispana

Hace años (allá por los 80) existía un potente programa para cálculos estadísticos llamado S. Comenzó en los 90 una implementación libre del mismo a la que llamaron R. Qué cachondos.

R es en sí mismo un lenguaje de programación (orientado a objetos) y para que todo el mundo entienda mejor en qué consiste, es una especie de Matlab, pero orientado a la estadística y el cálculo numérico.

Poco a poco el R-project fue ganando fuerza, y en la actualidad es prácticamente el estándar en el mundo de la estadística, de hecho es el más potente programa en este campo. Desde hace unos diez años se llevan celebrando unas conferencias de la comunidad de usuarios a nivel mundial, y en la de éste último año (en París) acudieron estadísticos de renombre; tipos que están vivos y se están usando teoremas y herramientas matemáticas desarrolladas por ellos en este campo. Es decir, R no es algo que utilicen cuatro frikis linuxeros.

Este año, la comunidad de usuarios de R en España se propuso organizar aquí unas conferencias, y finalmente serán el 26 y 27 de noviembre en la Universidad de Murcia. Para quien no pueda acudir y esté interesado en el tema, serán retransmitidas en directo por streaming (a través de internet).

También debo decir, que el director de mi Proyecto Fin de Carrera me sugirió que podría ser muy interesante ir a presentarlo allí, puesto que ahora mismo la computación distribuida y las redes de cálculo son un tema muy debatido entre los usuarios de R, y de hecho habrá algunas charlas sobre estos temas. Así que como consiguió “engañarme”, si aceptan la propuesta es muy probable que me toque dar una charla al respecto  (lo cual cada día que pasa me va dando un poco más de cague :P). Lástima que allí no vaya a interesar exactamente lo mismo que cuando presenté el PFC en la carrera, así que tendré que preparar una presentación distinta reseñando otros aspectos.

Trabajar+Estudiar=No postear

Ya hace dos semanas de mi último post, justo dos días antes de empezar a trabajar. La empresa con la que estuve haciendo prácticas en verano me llamó recientemente para un trabajillo de aproximadamente un mes.

No sería tan malo si no se me hubiese juntado esta semana con una entrega de prácticas —que como buen estudiante decidí dejar para última hora—, querer dejar al día otras prácticas que tenía a mitad, y tener que ir empezando la semana que viene un trabajo sobre el Paradigma Funcional para los siguientes días.

Además, con el horario que llevo salgo del curro y voy directo a clase, de modo que llego a casa tarde y cansado; y con el tiempo justo para terminar las cosas que tengo pendientes de la universidad. De ese modo, me parece que esto lo voy a tener bastante parado durante las próximas tres o cuatro semanas. Ojalá tenga tiempo para publicar algo durante esta temporada, pero lo dudo. Así que, hasta pronto.

Los baños de la facultad de derecho

Pues me han engañado para ir al bar de la facultad de derecho de la universidad de Zaragoza porque hay una oferta de una jarra de cerveza y una bolsa de patatas fritas por dos euros.

El caso es que, como manda la naturaleza, cuando empiezas a beber cerveza hay que ir al baño en más de una ocasión. Resulta que, como en muchos baños de tios, en lugar de tener pulsadores específicos para tirar de la cadena de los urinarios, hay algún sistema alternativo que hace circular el agua cuando es preciso.

Cada baño sigue un sistema distinto, pero el de aquí es tremendamente inútil. Hay un sensor de movimiento en una esquina del baño, de modo que nada más entrar ya empiezan a “tirarse” de las cadenas de los tres urinarios. Del mismo modo, mientras estás meando (y dependiendo de cuánta cerveza tengas que liberar) sigue saliendo constantemente agua. Yo creo que igual se ha autotirado la cadena unas cinco veces mientras meaba.

Al mismo tiempo que bar, también es comedor, de modo que ahora (casi las tres de la tarde) esto se está llenando de pijoestudiantes de derecho. En estos momentos se acaba de sentar, a un par de asientos, un pobre chaval con un lapicero en la oreja. Por supuesto está solo.

El tema de los Sistemas Automáticos de Tirado de Cadena es curioso. La primera vez que fui a los baños de mi facultad de informática vi un láser que recorría toda la fila de una decena de ellos. Mi primer pensamiento fue “Joder, se tirarán todos a la vez, vaya fracaso”. Luego, mientras orinaba, me di cuenta que simplemente midiendo el tiempo de respuesta con precisión, se podría “deducir” en qué urinario se había situado el orinante, de modo que sólo saltaría una de las cadenas. Me pareció un sistema muy ingenioso. Pero cuando dejé de mear, saltaron todas las cadenas a la vez. FAIL.

Primera semana en el CPS

Pues esta semana ha sido mi reenganche al estudio. Un par de días después de terminar la Ingenería Técnica me matriculé en el CPS de Zaragoza para cursar Ingeniería Informática.

El paso de la técnica al a superior está bastante bien, sin cursos puente ni nada. A pesar de llevar tres años, empiezo en el segundo cuatrimestre de tercero, de modo que me quedan dos años y medio, pero me convalidan algunas de este segundo ciclo, así que no me quedan demasiadas asignaturas. Este cuatrimestre sólo tengo que hacer dos obligatorias, de las cuatro que realmente son, así que también me he cogido una optativa. Del segundo cuatrimestre del año que viene también me libro de un par de asignaturas. Y alguna más que ahora no caigo.

Las dos asignaturas tienen buena pinta, creo que serán interesantes, pero que habrá que currar. Una es Diseño de Arquitecturas, y por lo que he podido ver se centrará en optimización y rendimiento en torno al procesador. La otra, Lenguajes de programación, pretenderá dar un vistazo a los diferentes paradigmas de programación y analizar los diferentes criterios que convierten a un lenguaje en mejor o más útil. Mi tercera asignatura es una de libre elección que ha aparecido nueva aeste año, Sistemas Cognitivos. Como se deduce de mi PFC, el mundo de la inteligencia artificial y lo que la rodea me atrae bastante, así que fue verla y saber que me iba a matricular.

Por ahora los profesores me han parecido majos, todas las presentaciones que ponen en la clase las suben a la web y creo que voy a empezar con ganas, a ver si dura.