Cine - Tienda de ultramarinos
logo Tienda de Ultramarinos
Categorías Cine

Gravity (2013) y sus conexiones con la realidad

La semana pasada vi, aprovechando la Fiesta del Cine, esa delicia audiovisual de Alfonso Cuarón llamada Gravity. Pese al paupérrimo guión, a nivel técnico me pareció espectacular, con una fotografía y banda sonora exquisitas. Tras verla, me puse a leer unas cuantas críticas como hago habitualmente y en una de ellas mencionaron a un tal Massimino alabando la fidelidad de la obra para representar la ingravidez. Al buscar más información, una página de la Wikipedia me llevó a otra, descubrí que había volado en dos misiones al Hubble con el Transbordador (STS) y terminé con suficiente material interesante como para rescatar este olvidado blog, ya que excedía los límites de un breve comentario en G+, como acostumbro últimamente. Comencemos:

— Existió realmente una misión en 2009 para arreglar el Hubble (la STS-125) y la tripulación llevó una cámara IMAX para grabar las reparaciones y rodar un documental que se estrenó en 2010. No sé si todo lo que vemos en la película es CGI o se ha utilizado imágenes reales del espacio, bien tomadas aquí o por otros medios. Según Buzz Aldrin hablando sobre la película, desde el espacio la Tierra no se ve con tantísima precisión y claridad como se muestra en la película, ya que al verla a través de la atmósfera hay partes más neblinosas, y no sólo algunas nubes ocasionales. De este comentario deduzco que será todo animación por ordenador; sin embargo, buscando imágenes para adornar la entrada he encontrado algunas fotografías de la Tierra que creo haber visto en la película, así que supongo que en algunos casos habrán partido de algunas reales.

Imagen real de la misión STS-125 arreglando el Hubble

— La NASA, desde el programa Gemini, acostumbra a despertar a la tripulación con música, cada día con una canción distinta que signifique algo para cada astronauta, generalmente seleccionada por familiares o ellos mismos. He encontrado un completísimo documento con un listado cronológico de todas las canciones de buenos días utilizadas en las diferentes misiones de la NASA a lo largo de toda su historia, o al menos un intento por compilarlas, no sé si faltarán. La primera fue Hello Dolly, en la misión Gemini 6 (1965), la decimotercera misión tripulada para los americanos y que logró el primer “encuentro espacial” entre dos naves, al conseguir estabilizarlas a 30 centímetros. El primer acoplamiento llegaría tres meses después a manos de Neil Amstrong con la Gemini 8, misión de la que no hay datos de canciones. Desde 1997, con la misión STS-85, la NASA comenzó a grabar estas “emisiones”, que publican en su página web, y dónde se puede escuchar al finalizar una breve conversación de buenos días entre la base y los astronautas. En varios de los artículos de la Wikipedia sobre cada misión del transbordador hay un apartado indicando las canciones seleccionadas para cada día, con el enlace a la grabación de la NASA.

Si habéis echado un vistazo veréis que predominan temas pop/rock de la época, pero en la comentada STS-125 al Hubble incluyeron dos bandas sonoras relacionadas con el espacio: Cantina Band de Star Wars y Galaxy Song de El Sentido de la vida de los Monty Phyton. Lo cual me ha encantado. Y hay más. Hasta en cinco ocasiones han sonado Así habló Zaratustra o el Danubio Azul (ambas de Strauss) por 2001: Una odisea en el Espacio; la primera vez en el Apolo 15, tres años después del estreno de la película de Kubrick. También Space Oddity de Bowie ha hecho honor a su nombre y ha sonado en el espacio. Por lo visto, en más de una ocasión se han levantado en su último día de misión con la canción Going back to Houston, de Dean Martin.

— Parece ser que, cuando se lanza una misión espacial, se tiene realmente en cuenta el poder utlizar la Estación Espacial Internacional (ISS) como refugio de seguridad en caso de accidente o emergencia, bien para esperar a una misión de rescate, o bien para volver directamente a la Tierra desde allí. Con este objetivo hay una nave rusa de tipo Soyuz permanentemente atracada en la estación; este modelo se considera uno más seguros y fiables hoy en día, y es efectivamente la que vemos en la película. Como curiosidad, la ISS jamás ha estado desocupada desde el año 2000 (batiendo en el año 2010 el anterior récord de permanencia humana en el espacio), de ahí que en la película mencionen que la tripulación ha abandonado la estación en otra Soyuz. No sé si es habitual que dos Soyuz convivan en la ISS, pero sí que he visto que en los diferentes módulos que componen la estación, hay varios con al menos un puerto para ellas (que es del mismo tipo que las Progress, las naves sin tripulación que llevan suministros a la ISS tres o cuatro veces al año y que se desintegran en su re-entrada a la atmósfera terrestre), por lo que es perfectamente posible que haya varias cápsulas. No recuerdo ahora dónde leí que la Soyuz que aparece en la película es la TMA-14M, cuyo vuelo hacia la ISS está previsto en el mundo real para el año 2014.

— El papel que ocupan las Soyuz para los rusos es similar al del famoso Transbordador Espacial de los USA, con la diferencia de que este último es plenamente reutilizable y de las Soyuz sólo se recupera la Cápsula de la Tripulación con la que aterrizan los astronautas, el resto de partes que la componen son abandonadas justo antes de re-entrar en la atmósfera y se desintegran al atravesarla. Pese a las diferencias entre rusos y americanos, tras el accidente el Columbia en 2003 se mantuvieron todos los transbordadores en tierra durante un par de años mientras duraba la investigación, teniendo que depender exclusivamente de los rusos y sus Soyuz. El programa del Transbordador se clausuró definitivamente en el 2011, pasando a volver a depender de los rusos. Además, ninguno de los transbordadores reales se llamó Explorer como en la película, sus nombres fueron: Enterprise (modelo de test que no salió de órbita), Columbia, Challenger, Discovery, y Atlantis.

Última aproximación del Atlantis a la ISS

— Pese a que esté planteado este uso de emergencia de la ISS ante accidentes en misiones espaciales, resulta prácticamente imposible trasladarse entre ella y el telescopio Hubble. No es sólo que la primera esté 140 kilómetros por debajo del segundo, es que tienen órbitas y velocidades totalmente distintas. Sin una detalladísima planificación y los necesarios cálculos y sin suficiente combustible sería imposible. Y mucho menos con una la Unidad de Maniobra Tripulada (MMU) que viste Clooney. De hecho, ni tan siquiera sería posible viajar del Hubble a la ISS ¡con el propio Transbordador!. Por cierto, en su afán por seguir impresionándome, en la Wikipedia he encontrado el manual de usuario oficial de la NASA del MMU.

Tan increíble/imposible resultaría un vuelo del Hubble a la ISS que para la misisón real STS-125, la NASA preparó otra misión alternativa, la STS-400, que acudiría a rescatar a los astronautas en caso de accidente grave. Durante el transcurso de la misión, la tripulación de rescate estuvo en permanente estado de alerta y el transbordador listo para un posible despegue de emergencia. Medidas similares se habían tomado en las misiones espaciales previas a la existencia de la ISS.

China está excluida del proyecto de la Estación Inernacional. Pese a su interés, y a que la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Federal Rusa (FKA) son favorables, ha de haber consenso y EE.UU. se opone totalmente por miedo a que puedan aprovechar la tecnología con propósitos militares. Su rechazo a compartir conocimientos espaciales con China es tal, que en 2011 el Congreso aprobó una ley que prohíbe a la NASA cualquier tipo de colaboración con empresas o investigadores chinos; incluso prohibiendo el uso de fondos para . A raíz de esto, China ha comenzado a cooperar en mayor grado con proyectos europeos y rusos.

Costa Este de los USA desde la ISS en 2012 (se distinguen NewYork y Washington DC)

De este modo, China tiene su propio proyecto para construir una Estación Espacial equivalente a la ISS o a la antigua MIR. El Programa Tiangong es el proyecto para probar los prototipos de los tres diferentes módulos que la compondrán comenzó en 2011 al poner en órbita el laboratorio espacial Tiangong-1, al que le seguirá Tiangong-2 en 2015 y Tiangong-3 antes de 2020. Una vez hayan probado todos los módulos, pretenden montar su estación espacial hacia 2022, coincidiendo con la fecha final programada a día de hoy para la ISS.

La nave de transporte de suministros y pasajeros que utilizan los chinos como equivalente de las Soyuz son las Shenzou, de las cuales ha habido cinco lanzamientos no tripulados y otros cinco tripulados, el último de los cuales (Shenzou-10) estuvo atracado en la Tiangong-1 quince días en junio de 2013. La Tiangong-1 tiene espacio para una única Shenzou, mientras que la Tiangong-2 tendrá espacio para un par. Así pues, no tendría sentido que hubiese una Shenzou en la Tiangong-1 sin ningún tripulante dentro, excepto para una prueba que se hizo al mes de ponerse en órbita para comprobar los sistemas de anclaje. Quizás sí podría existir una segunda Shenzou como nave de repuesto en la Tiangog-2, pero no en el primer modelo que está en órbita hoy en día. Tampoco recuerdo dónde leí un comentario afirmando que, por sus dimensiones, se debía tratar de la Tiangong-2.

— ¿Qué pasa si juntamos todas las fechas? Hubo una misión real en el Transbordador al Hubble en el año 2009 y el último viaje el Transbordador aterrizó el 21 de julio de 2011. La Tiangong-1 se puso en órbita el 29 de septiembre de 2011 y la Tiangong-2 no tiene previsto su vuelo hasta el año 2015. Sin embargo, en la película viajan en el Transbordador y se meten en una Tiangong.

— El efecto de destrucción en cadena a raíz de la explosión de un satélite es absolutamente posible y es un tema bastante estudiado, conocido como Síndrome de Kessler desde que el científico Donald J. Kessler lo propusiese en 1978. De hecho, la cantidad de basura espacial orbitando la Tierra hoy en día es enorme: hay detectados y en seguimiento unos 19 000 trozos de más de 5 cm y unos 300 000 menores de 1 cm por debajo de los 2000 km de altitud, y se han dado casos de satélites averiados por colisiones de esta basura espacial. La NASA está estudiando todo tipo de soluciones, incluso utilizar rayos láser para desplazar trozos con peligro de colisión (mucho más barato que los carísimos láser con capacidad para desintegrarlos). Pronto nuestra propia basura será nuestro problema número uno para salir al espacio.

La única imagen real de la película Gravity en este post

— A pesar de las imprecisiones científicas que pueda tener la película, y sobre las que se ha escrito abundantemente por todo internet, astronautas de la talla de Buzz Aldrin o Michael J. Massimino (que ha estado en dos misiones en el Hubble) han alabado la precisión de la película en muchos otros aspectos (incluso las herramientas para reparar el telescopio), afirmando estar impresionados por la representación de la gravedad cero, que se muestra tal y como ellos la han vivido (tanto dentro como fuera de la nave). Y que es la primera vez que lo ven en una película reflejado de una forma tan fidedigna. Para más curiosidades o errores de todo tipo en la película, las secciones correspondientes en la IMDB son siempre un buen lugar.

— Para terminar, la Estación Espacial Internacional es el objeto artificial más grande en la órbita terrestre y es posible distinguirlo a simple vista, sin necesidad de telescopios; de hecho se recomienda no utilizarlos por la velocidad a la que viaja, ya que sólo permanece en el campo de visión durante unos cinco minutos. La ISS completa una vuelta a la Tierra cada 90 minutos (de ahí la duración de la película), pero sólo puede ser vista al amanecer y al anochecer. Esto es así porque no emite luz propia y es en esos momentos del día cuando nosotros tenemos suficiente oscuridad, y la estación todavía recibe los rayos del Sol. Aunque desde nuestra perspectiva parece que vaya a la velocidad de un avión, en realidad se mueve aproximadamente a una velocidad 30 veces mayor, pero vuela como 40 veces más alto. Tiene un brillo similar al de Venus, o incluso mayor, y más o menos se mueve de este a oeste, a no mucha altura sobre el horizonte.

Magnífico autorretrato. El Sol, la Tierra, el brazo robótico, la ISS, un astronauta, la oscura profundidad del espacio y la cámara espacial.

Debido a la fama de la ISS la NASA tiene una página para facilitar su localización, Spot the Station, que informa en todo momento de su posición en el cielo e incluye un servicio de alerta por sms o email avisando de la hora y la posición a la que podremos verla según nuestras coordenadas, siempre y cuando las condiciones sean óptimas. Me ha llegado un email media hora antes, pero no he conseguido verla :(. Hay otra página, Heavens Above, mucho más completa que además de informar de la ISS lo hace de otros satélites como el Tiangong-1. Además son predicciones a diez días y que incluyen un mapa indicando el trazado por el cielo. Es totalmente necesario introducir las coordenadas desde dónde estamos, o no nos proporcionará información correcta. Afortunadamente esta información se guarda para posteriores visitas.

Los duelos de Leone

Hacía muchos años que había visto los clásicos del Oeste de Sergio Leone y como apenas los recordaba, estos días he decidido darles un repaso.

Me refiero, cómo no, a la Trilogía del Dólar con la que consiguió que se respetase al Spaguetti Western y popularizó el concepto del Hombre Sin Nombre (de hecho en USA se le conoce como The Man with No Name Trilogy), oscuro personaje nuevo en la ciudad, del que nada se sabe, con su propia ley, su propia moral, mercenario sin más amo que el dinero, a veces un forajido al margen de la justicia, a veces buscando venganza.

Leone tras una cámara

Hay que reconocer que este tipo de personaje lo había llevado antes a la gran pantalla Akira Kurosawa con Yojimbo, que a su vez se inspiró en la novela Red Harvest (Cosecha Roja) de Dashiell Hammett. En realidad, más que tomar el personaje, el guión de Por un puñado de dólares (1964) simplemente traslada la acción de Yojimbo (1961) de Japón al lejano Oeste. Las situaciones, diálogos y escenas (como salvando a la chica, prepara tres ataúdes —creo que este video ya no funciona por copyright—) están completamente calcados en el film de Leone, motivo por el cual tuvo problemas legales para estrenar la película, ya que no daba crédito a la obra de Kurosawa. Encontré un genial análisis en el que explican esquemáticamente las relaciones entre ambas películas y El último hombre (Last Man Standing) de 1996 con Bruce Willis, que es un remake de Yojimbo situando la acción en la actualidad y que pasó sin pena ni gloria. Pero mientras Leone supo sacar partido al hombre sin nombre, creando dos secuelas de merecida fama (una de ellas uno de los más épicos westerns), Kurosawa no consiguió el mismo éxito con su secuela Sanjuro.

Al hablar de los clásicos de Leone, por supuesto, también me estaba refiriendo a la monumental Once upon a time in the west (1968), traducida al español en un alarde de originalidad e inspiración como Hasta que llegó su hora, obra maestra del western a pesar de cargarse todos los clichés del género; como hacer que Henry Fonda, con su impecable historial de El Bueno de las películas, interpretase a un sanguinario asesino carente de moral. El film contiene una cantidad asombrosa de referencias a otras películas del género, trastocando casi siempre el sentido original. Cuenta Leone que cuando llegó a América estaba cansado del western y quería grabar una película de gangsters, pero no sólo no había productores interesados entonces, sino que casi le obligaron a grabar una de vaqueros. Un buen artículo sobre Once Upon a Time in the West (en inglés).

Una característica muy notable en todas estas películas es que la banda sonora, a cargo del inigualable Ennio Morricone, se componía —con la colaboración del propio Leone— y grababa antes de iniciar el rodaje con la intención de utilizarla de fondo mientras los actores hacían su papel, gracias a lo cual se logra esa sincronicidad tan perfecta que hace que película y música se conciban como un todo inseparable.

Así, sin más dilación, pongo como homenaje los duelos más característicos de las películas que rodó Sergio Leone.

A fistful of dollars (1964) — Por un puñado de dólares.
En este caso la música suena mientras Eastwood entra en escena, y el duelo propiamente dicho ocurre a continuación, por lo que no aparece en este video. Así que como extra, dejo la escena de “A mi caballo no le gusta que bromeen“.

For a few dollars more (1965) — La muerte tenía un precio
El duelo final de la película, precedido por la interminable melodía del reloj de bolsillo de El Indio y de El Coronel. El video del duelo hay que verlo directamente en la página de Youtube, así que en su lugar cuelgo a una orquesta interpretando el tema con el video de fondo.

The Good, the Bad and the Ugly ( 1966) — El Bueno, el Feo y el Malo.
Monumental. Puedo ver (o escuchar) esta escena cientos de veces sin cansarme. Además está en alta calidad.

Once upon a time in the west (1968) — Hasta que llegó su hora.
La música que acompaña los ocho minutos de la intensa “danza de la muerte” que precede al duelo final y mientras nos desvelan, por fin, la conexión entre Frank y Harmonica, resulta de la unión del leitmotiv de ambos personajes.

Hablando de la magistral banda sonora de esta película no podemos dejar de mencionar el melancólico tema de Jill, capaz de transmitir la esperanza e ilusión por empezar una nueva vida. Casi veinte años más tarde, Morricone y Leone volverían a utilizar un tema muy similar como leitmotiv de Deborah, la hermana de Fat Moe en Once upon a time in the West (1984). El más alegre y sobrio tema de Cheyenne contrasta con todos los demás de la película.

Uno de los comentarios más votados en ese último video dice, traducido al español, algo así como:

Leone cogió a un “buen tipo” como Fonda y lo grabó matando a un niño… Esto es poder… El poder de destrozar todo los cliches de Hollywood.
Independientemente de tu opinión sobre Leone o los westerns de Hollywood, el hecho es que después de Leone se cambiaron las reglas del western americano. Él tuvo el poder de hacerlo. ¿Puedes imaginar qué tipo de victoria es esto para alguien que empezó grabando películas en el sur de Italia y España? La gente siempre recordará a Fonda como Frank, a Cleef como Sentencia, a Wallach como Tuco, etc. Eso es Leone.

Mis anuncios favoritos de la SuperBowl XLV

Para los que no seguimos el fútbol americano, lo único que nos suena son los cascos y corazas y la SuperBowl, ese partido al que se dedica un capítulo en casi todas las series de televisión, pero del que no sabemos nada más. En Estados Unidos tienen dos ligas independientes de este deporte a nivel profesional. No son como aquí, que tenemos primera y segunda división, allí ambas ligas son de primera división, y coexisten de forma paralela, cada una con 16 equipos actualmente. Son la National Football Conference y la American Football Conference, que juntas componen la National Football League (NFL). La SuperBowl, es el partido que enfrenta al vencedor de cada competición, convirtiéndose en el campeón de Estados Unidos.

La afición por este campeonato es increíblemente enorme, de modo que el día del partido (primer domingo de febrero) es considerado fiesta nacional, el consumo de comida y alcohol sólo es superado por el Día de Acción de Gracias, y suele ser el evento televisivo más visto del año. En la lista de los 45 programas más vistos de la historia en los USA, la mitad son la SuperBowl. Desde 1983, el capítulo final de la serie M*A*S*H tenía el honor de ser el programa más visto, hasta que la SuperBowl del año pasado lo superó.

Con esta increible audiencia, los precios de la publicidad se disparan, por lo que sólo las mayores compañías pueden permitirse anunciar sus productos, no escatimando costes a la hora de grabarlos. Así pues, los anuncios emitidos durante el partido, sean probablemente los mejores que puedan verse durante el año. En este usuario de Youtube iban publicándolos conforme salían por televisión, he visto casi todos y quiero reseñar algunos que me han gustado especialmente. También están todos en SuperBowl Ads, ordenados según el cuarto en el que han aparecido, con un ranking, y una lista aparte con los de 2010. A continuación, mis cinco favoritos, con los que más me he reído (sobre todo los dos primeros).

“Hey tio, alimenta al pez, riega la planta y nos vemos el próximo jueves”

Los de Doritos son particularmente buenos, y Pepsi también tiene un par divertidos. Puedes ver los de ambas marcas en esta otra web.

“Oh no, le he dado a responder a todos, ¡he pulsado responder a todos!”

Otros que también me han gustado: Bridgestone – Carma, Kia Optima – One Epic Ride, Audi Big – Release the Hounds, Volkswagen – Black Beetle.

La caída de los dioses y su contexto histórico

La caduta degli dei es una pedazo de película rodada por Luchino Visconti en 1969. Algunos de los argumentos que he leído por internet (afortunadamente después de ver la película) se pasan de dar detalles, así que explicaré la trama de forma muy breve. Está ambientada en la agitada Alemania de los años 30, y cuenta las desventuras, intrigas y luchas de poder en que se ven envueltos los Essenbeck, una familia aristocrática dueña de una importante industria siderúrgica que comienza a hacer negocios con el partido Nazi.

En el reparto destacan una maquiavélica Ingrid Thulin, y un polifacético Helmut Berger. Varios de los personajes presentan una marcada evolución durante el transcurso de la película, a medida que se enfrentan a las duras situaciones en las que se ven envueltos. Estos grandes cambios de carácter me han recordado en cierto modo al que sufren los protagonistas de La Vergüenza, de Bergman, que casualmente es de 1968 y la vi hace dos semanas. Aprovecho la mención para recomendarla (trata sobre una pareja felizmente casada que por azares de la vida se salva de una invasión a su país en la que mueren todos sus vecinos y llegan a ser acusados de alta traición por su propio gobierno).

Con una cuidada fotografía, una de las cosas que más me han llamado de la obra es el juego de Visconti con el zoom. No sé si se repite en el resto de su filmografía (que tras La Caída de los dioses ha pasado a la ya demasiado larga lista de pendientes), pero a mitad de la película me fije en que en muchas ocasiones pasaba gradualmente de primeros planos a planos generales (y viceversa) para añadir dramatismo y significado a la escena. Además, con una breve imagen, mirada o gesto es capaz de transmitir su mensaje con muchísimo significado.

Del mismo modo, cuando se nombran acontecimientos reales se hacen muy de pasada, pero entender el contexto histórico en el que sucede la película puede ser bastante útil y ayudar a disfrutarla más; por lo que voy a dar algunos detalles al respecto.

En 1932 hubo elecciones parlamentarias en julio y en noviembre. En ambas el partido nazi consiguió mayoría de votos (en torno al 35% de escaños) pero ningún partido obtuvo los suficientes apoyos para gobernar. Ante la imposibilidad de formar ningún tipo de gobierno de coalición, y tras algunas piruetas, Hitler asumió la Cancillería hasta las próximas elecciones el 5 de marzo de 1933. Ser el Cánciller le permitió utilizar radio y prensa para su campaña política, así como desviar fondo estatales para lo mismo.

La película empieza con el incendio del Reichstag el 27 de febrero de 1933, del que se acusó al Partido Comunista (pese a que asume que fue una maniobra del partido nazi, a día de hoy no hay pruebas concluyentes de que así fuera). Esto permitió a Hitler presionar a Hindenburg, Presidente de la República, para aprobar al día siguiente el Decreto del Incendio del Reichstag, el cual activaba el Estado de Emergencia y suspendía (hasta nuevo aviso) los derechos fundamentales como la libertad de asociación o prensa, y otorgaba al estado central el control de las fuerzas del orden, que antes dependía de cada estado federal. Así, además de la campaña de desprestigio a los comunistas al acusarlos del incendio, gracias a este decreto pudieron detener a varios de sus líderes.

Cuando se celebraron las elecciones una semana después, el partido nazi obtuvo el 43%, pero se las arregló poco después para conseguir los votos suficientes para aprobar la Ley Habilitante el 23 de marzo del mismo año. Esta ley permitía a Hitler y a su gabinete a aprobar leyes sin necesidad de ser aprobadas en el Parlamento. La aprobación de la ley fue muy controvertida, y en el momento de la votación llegaron a entrar las fuerzas de la SA para intimidar a los diputados.

El siguiente suceso histórico que aparece en la película, se trata de la quema de libros señalados como contrarios al espíritu alemán (autores judíos y socialistas, entre otros) que sucedió la noche del 10 de mayo de 1933. Aunque el lugar más recordado popularmente es la Opernplatz en Berlin donde se grabó un discurso de Goebbels durante la quema, en la película aparece una de las 34 ciudades universitarias donde se repitieron los hechos. La escena comienza con los alumnos sentados en clase y un profesor leyendo una lista de los autores prohibidos. Como curiosidad, acabo de transcribir los que menciona: Erich Maria Remarque, Arnold Zweig, Stefan Zweig, André Gide, Helen Keller, Jack London, Marcel Proust, Émile Zola, John Bernard Shaw, Margaret Sandler (de la última no estoy seguro).

Para terminar, durante la película se hace referencia a la constante confrontación entre el Reichswher (ejército), las SA y las SS. Las Sturmabteilung eran la organización paramilitar del partido nazi; usada inicialmente para controlar a posibles boicoteadores en los mitin de Hitler, pronto empezaron a hacer lo contrario en los de sus adversarios políticos. Pese a empezar con unos miles de hombres, cuando Ernst Rohm tomó el mando en 1931 y aumentó radicalmente el número de miembros, llegando a ser más de cuatro millones en 1934, y exigiendo cada vez más poder.

Por otro lado, el Tratado de Versalles, que puso fin a la Primera Guerra Mundial, imponía un máximo de 100 000 soldados en el ejército alemán. El Reichswher se mantuvo al margen de todos los conflictos políticos de la época, pero no tenía muy buena imagen del partido nazi y las pretensiones de Rohm por integrar al ejército dentro de las SA aumentaron cada vez más la tensiones.

Las Schutzstaffel empezaron siendo una pequeña unidad de élite dentro de las SA, una guardia personal de Hitler y otros líderes, imitando a la Guardia Pretoriana. En 1929 decidieron independizarlas de las SA, pasando a manos de Heinrich Himmler. Durante este período, las SS pasaron de unos pocos miles de hombres a 200 000 en 1933. La Gestapo, la policía secreta, fue creada ese mismo año por Göring. En abril del año siguiente, pese a sus diferencias, transfirió el poder de la Gestapo a Himmler, fusionándose con las SS, con la intención de incrementar el poder del cuerpo y hacer frente a las SA de Rohm.

Todas estas confrontaciones terminaron La Noche de los Cuchillos Largos el 30 de junio de 1934 (éste es el último suceso histórico que aparece en la película). A Hitler le interesaba tener al ejército de su lado por diversas razones: representaban la antigua aristocracia prusiana, tenían fuertes vínculos con la industria, y pese a ser pocos hombres, posiblemente fuesen los oficiales más competentes de Europa (precisamente por la limitación, sólo podían entrar los mejores, y podían permitirse el mejor entrenamiento y los mejores equipos). Además, algunos de los principales ministros nazis empezaron a conspirar contra Rohm y falsificaron un dossier afirmando que éste había recibido subvenciones de Francia para iniciar un golpe de estado. Aunque supiera (o imaginase) que era falso, era consciente de que las SA tenían el poder de hacerlo en cualquier momento, y las tensiones entre él y Rohm se habían agravado en los últimos meses.

El único fallo, a mi juicio, en la película respecto a este suceso es que en esa escena entran las SS a saco en un edificio de las SA y matan a varias docenas de miembros. No me resulta muy consistente con las cifras de víctimas oficiales, que hablan de 85 asesinados y 1000 detenidos en todo Alemania. Además, Hitler aprovechó la purga de las SA para deshacerse de los pocos adversarios políticos que podían quedar, esto es, el partido conservador y quién se hubiese granjeado su enemistad durante los últimos años.

Zombies

Hace un par de días me pasaron un corto buenísimo de Guillermo Benet que se presenta este año al notodofilmfest y que quiero compartir con vosotros. Se llama Desayuno Zombie.

Hace media hora me han pasado otro corto también sobre zombies, que me ha gustado incluso más. Es otro estilo completamente distinto y me ha encantado. Es de un tal José Carrillo (Lone Bannana Productiones) y el corto se llama What to do in a zombie attack (Qué hacer en un ataque zombie). Que los disfruteis.

La carretera

Hace un par de semanas terminé de leer La Carretera, de Cormac McCarthy. Es un libro que alguien (no recuerdo quién) me recomendó hace varios años, pero todo lo que me avanzó sobre el argumento fue que trataba de un padre y un hijo caminando por una carretera. Nada más. Sonaba aburrido así que jamás me apeteció leerlo, hasta que recientemente vi el trailer de la película con Viggo Mortensen y me llamó mucho la atención. Estaba yo pensando en ello cuando un amigo, esa misma semana, me dijo: “Fíjate, casualidades de la vida, que justo me he terminado un libro esta tarde, he encendido la tele ¡y anunciaban una película basada en ese libro!“. Casualidades de la vida, pensé yo. Y le dije “¿La Carretera, no? Casualidades de la vida, yo también estaba pensando en ese libro“. Así que tras su recomendación no dudé en leerlo cuanto antes, para animarme a ver la película si me gustaba el libro.

La Carretera narra un relato desgarrador. Transcurre en un mundo desolado, no sé sabe cuánto tiempo atrás ni como, una Tierra reducida a cenizas con la inmensa mayoría de la población muerta. En comparación, Mad Max sería un paraíso despoblado y Waterworld el mundo colorido e iluminado totalmente contrario.

Empieza a medias, con un padre despertándose en mitad de la fría noche y comprobando que su hijo todavía sigue a su lado, vivo, respirando. El lector no tiene la certeza de qué está ocurriendo ni por qué, pero en seguida se ve atrapado por la continua lucha por la supervivencia a la que padre e hijo se ven sometidos en un mundo tan hostil.

No sólo todo está quemado y cualquier atisbo de civilización destruído, es que hace años de eso y no parece que las cosas vayan a mejorar. El mundo está cubierto constantemente por una capa de nubes y polvo que sólo permite adivinar la posición del Sol durante el día, y que provoca las noches más oscuras que haya conocido la Humanidad.

Y si resultase difícil sobrevivir en un entorno así, las pocas personas supervivientes han tenido que deshumanizarse y sacar sus instintos más básicos y feroces en la lucha por la supervivencia. Es un retrato del hombre en su estado más indefenso y salvaje que me ha recordado mucho al Ensayo sobre la Ceguera de José Saramago. En ambos relatos he encontrado el mismo tipo de escenas brutales, no aptas para las mentes más sensibles, que permiten reflexionar sobre lo frágil que es la mentira de la sociedad en la que vivimos, y hasta dónde puede llegar el ser humano para sobrevivir, cuánto puede dejar de ser humano.

El padre, junto al hijo —puede intuirse que tendrá en torno a los diez años, pero tampoco se sabe— están emprendiendo un peregrinaje hacia el sur, hacia la costa, para encontrar climas más suaves y cálidos, pues cada invierno es más crudo que el anterior. También buscan el mar, que históricamente tantos recursos ha otorgado al hombre, esperando que todavía quede algún atisbo de vida y pueda seguir siendo utilizado como fuente de alimentos. Lo hacen caminando a través de carreteras, último vestigio de un mundo perdido del que hasta los recuerdos empiezan a borrarse.

No quiero adelantar nada más de la historia. Es un libro corto, que se lee rápido porque no puedes dejar de seguir el ajetreado viaje del padre y el hijo. Un padre y un hijo anónimos, por una carretera que podría estar en cualquier país actual. Está escrito con un lenguaje premeditadamente frío y parco. Incluso las conversaciones son casi vacías y escasas. Querrían hablarse, pero no hay mucho que contar sobre el infierno en el que viven. El final no me convenció mucho, y al momento de terminar el libro tampoco me pareció algo increible; pero cada día que ha pasado desde entonces me ha cautivado más. Si entonces lo dejé como una simple buena lectura, hoy lo recomendaría.

La película no terminó de convencerme. Pese a ser mucho más fiel al libro que la mayoría de adaptaciones cinematográficas que podemos ver, le faltaba algo. Los actores lo hacían bien, y la escenografía estaba lograda, pero no transmite todos los detalles que transmitía el libro. Pese a ser breve y en un ambiente más o menos definido, es una historia difícil de llevar a la gran pantalla.

La angustia, la soledad, la desesperación y la lucha por la supervivencia que lees en cada página del libro no terminé de verlos bien plasmados en el cine. El padre constantemente palpando el pecho de su hijo para comprobar si sigue vivo cuando despierta en mitad de la noche; la preocupación obsesiva por cubrirse con plásticos y no mojarse (en un ambiente tan frío supondría una muerte segura); noches y noches durmiendo al raso, apretados para guardar el calor… pequeños detalles, en suma, que provocan que el lector comprenda mejor la situación de los personajes, y la viva como suya, pero que no se consiguen transmitirlos al espectador.

OBUXOFEST’09

Muchas palabras nuevas habría que incluir en el diccionario para relatar todo lo que se pudo ver este fin de semana en Javierrelatre, pero las dos que dan nombre al evento lo dejan bastante claro: Festival de cine extraño y de terror. Aunque más que extraño, lo que se proyecta es totalmente bizarro.

Mis amigos acudieron el año pasado al Obuxo y me recomendaron encarecidamente que hiciese lo propio este año, a la par que ellos repetían. Y no me arrepiento en absoluto, es más, ojalá el año pasado no hubiese estado liado con el PFC y los septiembres que me impidieron ir.

Cartel del obuxofest09

Javierrelatre es un pequeño pueblo de menos de 100 habitantes perteneciente al municipio de Caldearenas (por donde pasa el canfranero). Desde Huesca se puede llegar desde un desvío malísimo (la carretera es algo peor desde aquí, pero lo más feo es coger el desvío en sí desde la carretera principal) nada más finalizar el puerto de Monrepós, o dando una pequeña vuelta, desde Hostal de Ipiés.

Pocos pueden imaginar que en un lugar así se den cita, por octavo año consecutivo, una horda de aficionados a las películas de serie-Z, y se presenten cortos de altísima calidad sobre temas extaños y terroríficos. Todo acompañado de diversas actividades y un ambiente inmejorable. Y para rizar el rizo la zona de acampada es el propio cementerio antiguo, pegado a la iglesia románica que domina el pueblo.

Casi todos los actos estuvieron amenizados por Los Mancusos, un grupo de teatro de Zaragoza integrado por tres jóvenes que hicieron las delicias de todos los asistentes. El mismo viernes representaron su espectáculo Tres Contra Cientos (creo) y las carcajadas inundaron la carpa con cada sketch «o como ellos prefieron llamarlos “pequeñas obras de teatro con un tono cómico”». En su web pueden verse cuatro de ellos.

Después de la actuación, una queimada calentó las gargantas de todos y alejó los Mouchos, coruxas, sapos e bruxas de todos los que pudieron tomarla. Era muy necesaria, pues a continuación iban a proyectar Ellos robaron la picha de Hitler, la última película de Pedro Temboury, el mismo que dirigió en 2001 Karate a muerte en torremolinos. Debo confesar que no he visto la de Karate (pero ya está downloading), y ni sabía que también era el director hasta que él mismo me lo dijo, pero me pareció un tio de puta madre y me descojoné de lo lindo con su película de la picha. Aquí podéis verle hablando de la película y algunas escenas de la misma.

Al día siguiente apareció en el Heraldo de Aragón una acertada crónica de lo acaecido el viernes.

El sábado pudimos disfrutar de otro “peliculón”: Poultrygeist, Night of the Chicken Dead, la última del consagrado Lloyd Kaufman, fundador de TROMA, productora dedicada exclusivamente al cine cutre-gore-ochentero de serie-B, con títulos como Los Surfistas Nazis deben morir, El Condón asesino, El Monstruo del armario, Mutantes en la Universidad, Sargento Kabukiman, El Vengador Tóxico… En la residencia tuve un par de amigos completamente frikis de este tipo de películas, y como cualquier aficionado al género tenían a TROMA en un pedestal. Por su culpa he podido ver algunas de las que he nombrado antes, y otras del estilo como Tu madre se ha comido a mi perro (con el aliciente de estar rodada por el mismo que El Señor de los Anillos).

El sábado también fue la segunda proyección de cortos y me arrepentí enormemente de haberme perdido la primera, pero pensamos que hasta la actuación de Los Mancusos no había nada. Por lo menos tuve la suerte de que los dos ganadores y la mención especial fueron proyectados este día, así que al menos vi lo mejor, y la verdad es que me gustaron bastante. Casi se echa en falta que pongan más. Supuestamente habían recibido 300 títulos, pero sólo emitieron 12. Quizás alargar las sesiones, o añadir alguna otra en los múltiples ratos muertos (y nunca mejor dicho) serían buenos ideas para mejorar un festival cuya única pega es esa, que sólo proyecten 12 cortos.

El ganador fue Mi amor vive en las alcantarillas, una completa bizarrada protagonizada con un pobre chico de treintaitantos que todavía vive con sus padres y se enamora de un ser que vive en las alcantarillas y con el que mantiene relaciones sexuales a través de la taza del water. Sí, la parte “extraña” del festival. El segundo premio fue para Tras los visillos, aportando el toque de terror con una magnífica trama sobre asesinos y operaciones faciales. Pese a la calidad de todos los que vi, y lo difícil de seleccionar los mejores, creo que estoy muy de acuerdo con este podium.

También me gustaría mencionar, ya que me gustó muchísimo aunque no tuviese apenas relación con la temática del festival, el corto THE END ambientado en un futuro no necesariamente muy lejano en el que todo se ha convertido en un secarral en el que el agua es el bien más preciado, los camiones cisterna son protegidos por la policía, y hay grupos organizados que se dedican a robarla al más puro estilo de los asaltantes a los trenes de los westerns. Por lo visto fue presentado en la EXPOZaragoza, en donde sí que fue un tema de lo más apropiado.

Después de la proyección de cortos había convocada una divertida Manifestación de Momias a la que la mayoría de asistentes acudimos con nuestros mejores vendajes. Hubo gente que se trajo sus propias vendas de casa y se curró los disfraces, pero fuimos muchos los que aprovechamos el papel higiénico que la organización puso a nuestra disposición para disfrazarnos con mayor o menor éxito. Yo sólo conseguí que se me aguantaran los vendajes en la cabeza, aunque desconozco con qué pintas.

La mummywalk terminaba en la carpa, donde Los Twangs amenizaron el final de la noche con su movido rockabilly.

Durante todo el fin de semana cualquiera podía grabar un videominuto y presentarlo a concurso el último día, con la condición de que apareciese una momia y la frase “cubo de pedos”. Hubo muchas formas de decir la frase, especialmente como insulto, o apareciendo un pozal que era utilizado para expulsar en el las flatulencias, pero me gustaría destacar la más ingeniosa, que decía más o menos el siguiente texto mientras escribía en un papel los símbolos correspondientes:
Si sumamos el Presente (P) y el Pasado (P) obtenemos Dos Pe (2P), que nos da la fórmula de la vida si la elevamos al cubo (2P)³, con lo que tenemos El cubo de Pe Dos“.

Se presentaron unos 10 ó 12 videominutos, muy originales y frescos, y el ganador fue Momia, historia de una vida. Nosotros no participamos a falta de medios e ideas, pero me parece una actividad muy bien pensada y espero que nos animemos al año que viene.

Antes del visionado de videominutos y la entrega de premios con los que se clausuró el festival, organizaron la “comida canibal”, que básicamente consistió en una gigantesca olla de caldereta para todos los asistentes, habitantes del pueblo, y todo el que pasase por el lugar.

Para terminar este tocho, lo único que puedo decir es que me he perdido siete ediciones de este festival, pero que me lo pasé tan bien y vi un ambiente tan fantástico, que espero no perderme ninguno más. También dan la noticia del festival en Radio Huesca.

La habitación de Fermat debería ser un .pps

Joder. Me acaban de pasar dos videos de esta película (uno y dos) y he flipado. En su momento no me apeteció verla, aunque no descartaba hacerlo en alguna ocasión; pero acabo de cambiar de idea.

¿Pero cómo se les pudo ocurrir hacer una película con los mismos putos acertijos de toda la puta vida? Joder, el de los tipos que siempre mienten o dicen la verdad está demasiado manido ¡encima en su versión sencilla! Mira que se puede complicar con múltiples factores como que otro mienta una vez y diga la veradd a la siguiente. O que contesten en un idioma desconocido. Mil variantes. Aunque a fin de cuentas seguiría siendo el mismo acertijo de siempre.

De verdad creo que si querían hacer una recopilación de acertijos clásicos les hubiera salido más barato hacer un powerpoint y rularlo por e-mail.